Rusia expulsará a diplomáticos checos

Foto: FLICKR / JUAN LUIS GUERRA / Europa Press

(Europa Press) – Las autoridades de Rusia han anunciado este lunes la expulsión de dos diplomáticos checos como medida de reciprocidad por la decisión tomada por el Gobierno de República Checa de ordenar la salida de dos trabajadores de la Embajada de Rusia en Praga en plena polémica por un supuesto complot de Moscú para envenenar a altos cargos checos.

“En virtud del principio de reciprocidad, así como del artículo 9 del Convenio de Viena sobre Relaciones Diplomáticas de 1961, se declara que dos funcionarios de la Embajada checa en Moscú son personas no gratas”, ha indicado el Gobierno ruso en un comunicado recogido por la agencia de noticias Sputnik.

El Ministerio de Exteriores ruso ha tomado esta decisión tras convocar al embajador checo en Moscú, Vitezslav Pivonka, que ha confirmado por su parte la medida de las autoridades rusas. “Recibimos apellidos de dos personas que serán expulsadas”, ha aseverado.

El pasado 5 de junio, el primer ministro checo, Andrej Babis, anunció que dos trabajadores de la Embajada rusa habían sido expulsados por la supuesta introducción de veneno en el país para llevar a cabo ataques contra varios altos cargos.

Meses antes, el diario ‘Respekt’ informó, citando una fuente de los servicios secretos locales, de la llegada a Praga de un hombre con pasaporte diplomático que llevaba ricina en su equipaje. Al salir del aeropuerto de la capital checa, subió a un coche diplomático que le esperaba y se dirigió a la Embajada rusa.

Según el periódico, con ese veneno la Inteligencia rusa supuestamente planeaba atentar contra Ondrej Kolar, que tomó la decisión de retirar el monumento del militar soviético Ivan Konev, para muchos considerado un héroe por contribuir a liberar Praga de los nazis durante la Segunda Guerra Mundial.

Asimismo, los agentes rusos estarían planeando un atentado contra el alcalde de Praga, Zdenek Hrib, que se encuentra bajo protección policial desde finales de abril. La Embajada rusa, por su parte, ha rechazado tales informaciones y las ha calificado de “insinuaciones escandalosas y mentirosas”.