Pasado, presente y futuro de las revistas del corazón

España es un país gran consumidor de prensa del corazón en cualquiera de sus formatos, si bien es verdad que los programas televisivos ganaron hace unos años mucha cuota de mercado, en los últimos tiempos las versiones online de las principales cabeceras del papel couché han ganado terreno.

Estos portales informativos ofrecen una opción muy importante para el usuario o consumidor de este tipo de noticias, y es el hecho de poder tener información de manera inmediata y prácticamente al momento en el que la noticia ha surgido.

A pesar de todo este cambio de paradigma de los últimos años, la revista tradicional en papel sigue siendo la manera más escogida por los verdaderos seguidores de la prensa del corazón, puesto que tienen una vinculación que llega hasta lo sentimental con las mismas, además de ser en muchas ocasiones una tradición personal e incluso familiar el consumo de las mismas. 

Este tipo de publicaciones con tanta tradición en nuestro país, se han visto obligadas también por las circunstancias actuales de la pandemia mundial de la Covid19 a cambiar y ofrecer información que realmente entretenga al usuario y que le sirva como vía de escape en momentos tan duros. 

De ahí y que también en las versiones online de las revistas e incluso de los portales informativos de dichas temáticas hayan tenido que adaptarse a estos nuevos tiempos

La prensa del corazón en los inicios

Si bien antes las Revistas del Corazón eran más que esto unas revistas en las que se trataban temas de sociedad como podían ser enlaces, bautizos o puestas de largo, sobre todo de las familias de más renombre del país lo que incluía a la realeza.

Todo esto siguió así durante años hasta que dichas publicaciones se dieron cuenta que habían otros personajes, quizás más cercanos al público general que causaban interés, como podían ser artistas, cantantes y otros personajes de las artes escénicas. 

Estos dieron paso a los pocos años a que aparecieran reportajes y exclusivas de personajes relevantes, lo que ahora nos parece tan común como es que determinado famoso aparezca en una revista en exclusiva para hablar sobre determinado tema de su vida o que haga un posado ya no solo para algún acontecimiento importante, sino para reaparecer después de meses fuera de los focos, etc., en ese momento no era nada habitual

Las revistas, con este cambio en sus contenidos, hicieron que los mismos se democratizaran y el usuario pudiera tener la sensación no solo de soñar con las vidas de los personajes que aparecían en ellas, sino en pensar que los contenidos eran mucho más cercanos a sus circunstancias y vida. 

Contenidos de interés y diversión para el usuario

Ahora mismo estamos en un momento que quizás no prima tanto el contenido de calidad de las revistas del corazón, pero sí que lo hace la información, puesto que con toda la revolución online de la última época y el boom de las redes sociales para el lector prima sobre todo la inmediatez, que solo la da la versión online de las revistas o los portales especializados

Por este motivo las revistas de papel han tenido que reinventarse y ofrecer un plus en cuanto a contenidos, bien sea por fotografías en exclusiva de los famosos o personajes públicos en cuestión o por ofrecer la información de una manera divertida y cercana, como bien hiciera en los últimos años la revista Cuore, pionera en este contenido y famosa por su sección Arg que tan buenos momentos hizo pasar a sus lectores hasta antes del verano cuando debido a la crisis de la Covid19 tuvo que cerrar. 

En cuanto a contenidos en exclusiva, las revistas Hola, Semana, Lecturas o Diez Minutos, son las principales cabeceras en papel de nuestro país, y destacan, sobre todo la primera por ofrecer un contenido de alta calidad y exclusivas de los personajes más variopintos de nuestro país y a nivel internacional. 

Futuro de la prensa del corazón

En estos momentos actuales, es normal pensar que el sector de la prensa rosa, como tantos en nuestro país y alrededor del mundo, tengan un futuro bastante incierto, y es que la crisis económica que empezamos a vivir debido a la pandemia mundial, hará mella en todos los sectores, y este tampoco se librará. 

Lo que bien es cierto, y como han demostrado anteriores crisis, es que cuando el futuro o presente de la población es incierto y está rodeado de noticias tristes, más buscan este tipo de contenidos que los hagan soñar y relajarse pudiendo evadirse del día a día. 

Por lo que ambos factores llevan a pensar que seguramente sufrirá un cambio, pero que las principales cabeceras y lo que es más, el sector al completo sobrevivirá a esta crisis y seguirá ofreciendo contenidos que al usuario le interesen.