Nuevo álbum de Culcha Candela

La banda berlinesa Culcha Candela
Foto: Christoph Soeder/dpa

Berlín, 23 may (dpa) – La banda de reggae y hip hop alemana Culcha Candela corrió el año pasado la misma suerte que muchos jóvenes de 18 años en Alemania, ya que debió cancelar la gran fiesta por su 18 aniversario a causa de la pandemia de coronavirus.

Y este verano europeo tampoco podrá salir de gira, por lo que deberá esperar hasta mayo del año que viene para reencontrarse en el escenario con sus seguidores. Pero la banda siguió adelante y este viernes lanzará su nuevo álbum “Top Ten”.

18 años en el negocio de la música es mucho tiempo, aunque los cuatro músicos están lejos de sentirse viejos. “Ya hemos superado la mayoría de edad, pero aún nos sentimos jóvenes”, afirmó el rapero Mateo Jasik a dpa.

“Intentamos conservar el niño que llevamos dentro aunque, por supuesto, físicamente ya seamos unos viejos”, señaló.

Esta actitud también se percibe en el nuevo álbum de la banda, que, en contra de lo que cabría esperar por el título, no se ha convertido en un disco de grandes éxitos.

Desde que se fundó la banda en 2002, ya ha producido varios éxitos, como “Hamma” y “Schöne neue Welt”.

La banda de Berlín hace un repaso de su agitada historia. Comenzó como un grupo de siete integrantes pero ya hace un tiempo Culcha Candela se ha convertido en un cuarteto. Junto al rapero Mateo Jasik quedaron los cantantes Don Cali y Johnny Strange y el DJ Chino con Estilo.

Según sus propias cifras, el grupo ha vendido más de cinco millones de discos desde su creación y ha tocado en más de 1.500 conciertos en vivo.

“Top Ten” es el décimo álbum de estudio de la banda. “Y allí están las diez mejores canciones que hemos hecho en estos tiempos”, aseguró Jasik.

La banda es conocida por mezclar distintos estilos. Reggae, hip hop y ritmos latinos siempre han formado parte de los sonidos de Culcha Candela. Y en “Top Ten” el grupo prueba nuevos estilos.

“La paleta de ingredientes se ha ampliado un poco”, afirmó Chino con Estilo, quien aclaró sin embargo que no hubo un concepto como punto de partida.

“El denominador común somos nosotros, porque así nos apetece”, dijo. El grupo tuvo, por ejemplo, ganas de ir por los ritmos del trap y el Autotune (“SSDF”), que están por todas partes en el hip hop actual.

Las letras también fueron cambiando a lo largo de los años. En vez de señalar con el dedo las cuestiones políticas, explicó Jasik, hoy se usa el “caballo de Troya”.

En concreto, esto significa crear canciones que sean compatibles con las masas, que generan buen humor y que tienen un mensaje oculto.

El músico aseguró que el compromiso político queda afuera del escenario, pero también surgen temas personales. “Leb Jetzt” (Vive ahora) trata de un antiguo compañero de piso que murió joven a causa de una grave enfermedad.

“Nunca se sabe cuándo se puede terminar”, dijo Chino con Estilo. En “Erst der Anfang” (Solo el principio), la banda rapea sobre sí misma: “Nada pasó por la cabeza, todo salió de las tripas”, agregó el DJ.

Culcha Candela trata de moverse con los tiempos, de cambiar. ¿Esa es la clave del éxito? “Berlín siempre ha cambiado mucho. El cambio es lo que siempre permanece”, dijo Johnny Strange sobre la ciudad donde la banda creció y se hizo famosa.

El músico dijo que así son ellos también como banda: “Nos hemos movido con los tiempos, estamos abiertos al progreso, por eso seguimos aquí”.

Como tantas veces, es una cuestión de actitud. Y la actitud de Culcha Candela sigue siendo positiva 18 años después, aunque nada adulta. “Si intentas matar al niño interior, entonces mueres espiritualmente”, dijo Mateo Jasik.

Por Lukas Dubro (dpa)