Los estadounidenses respaldan la gestión de Biden

Nueva York (tca/dpa) – El presidente Joe Biden está en una ola de aprobación, ya que los estadounidenses respaldan de forma abrumadora su gestión de la pandemia de coronavirus, según reveló el lunes una nueva encuesta de AP-NORC.

A punto de cumplir cuatro meses en la Casa Blanca, Biden cuenta con un envidiable 63% de aprobación general.

Incluso son más los estadounidenses que aprueban su gestión de la pandemia, con un 71% que le da una alta calificación, incluyendo un notable 47% de los republicanos.

Un 54% de los encuestados dice que el país va por el buen camino, más alto que en cualquier momento de las encuestas de AP-NORC realizadas desde los primeros meses del ex presidente Donald Trump en el cargo.

Y el 57% aprueba la gestión de Biden de la economía, aunque esa cifra está fuertemente dividida por partidos, con sólo el 19% de los partidarios del GOP aprobando.

A pesar de este panorama tan halagüeño, es probable que la siguiente fase de la presidencia de Biden sea mucho más complicada. Las tasas de vacunación se han ralentizado, y la administración está tratando de convencer a los reacios a las vacunas sobre su seguridad y eficacia.

La agenda legislativa de Biden para el resto de este año se enfrenta a grandes obstáculos en el Capitolio, ya que los republicanos siguen resistiéndose a las peticiones de cooperación bipartidista significativa, mientras que los demócratas carecen del apoyo unánime que necesitarían para eliminar el filibusterismo.

Sin un compromiso a ambos lados del pasillo, las iniciativas de reforma, incluyendo la política de inmigración, las leyes de armas y los derechos de voto, tendrán pocas posibilidades de hacerse realidad.

También hay posibles señales de alarma en el horizonte económico. Un nuevo informe del gobierno publicado el viernes mostró que los empleadores añadieron sólo 266.000 puestos de trabajo en abril, una cifra muy inferior a la de marzo y mucho menos de lo que esperaban los economistas.

Biden sostiene que el informe demuestra que es necesario un mayor gasto federal para ayudar a reforzar la economía. Está presentando al Congreso un paquete de más de 4 billones de dólares para el gasto en infraestructuras, educación y medidas para los niños, al que los republicanos se oponen por considerarlo demasiado grande.

Lo que no está claro es si la desaceleración del empleo continuará o cómo afectará a la opinión de los estadounidenses sobre la gestión de la economía por parte de Biden.

Antes de las nuevas cifras de empleo del viernes, su aprobación de la economía se situaba en un sólido 57%. Pero eso podría cambiar si la incipiente recuperación se estanca.

By Dave Goldiner, New York Daily News