La defensa de Bárcenas no viaja a Suiza por no poder preparar la declaración de Stimolli

fotonoticia_20131002142513_800MADRID (EUROPA PRESS) La defensa del extesorero del Partido Popular (PP) Luis Bárcenas ha renunciado a viajar a Berna (Suiza) con la comisión judicial que interrogará a la gestora de sus fondos en el Dresdner Bank, Ágatha Stimolli, debido a “la imposibilidad de preparar” la declaración judicial al no poder reunirse con su abogado con suficientes garantía de confidencialidad.

Así consta en un escrito, al que ha tenido acceso Europa Press, en el que el letrado de Bárcenas, Javier Gómez de Liaño, denuncia que la imposibilidad de reunirse con su cliente en la prisión de Soto del Real (Madrid) sin mampara de seguridad le impide preparar esta diligencia de forma adecuada.

Según el escrito, las condiciones de las comunicaciones con su cliente le impiden “analizar la muy numerosa y compleja documentación contable” sin “dificultades” ni “limitaciones”, por lo que el pliego de preguntas para Stimolli que ha elaborado esta parte resulta “insuficiente” e “insatisfactorio a los fines del derecho de defensa” de Bárcenas.

El instructor del ‘caso Gürtel’ viajó este martes a Berna (Suiza) presidiendo una comisión judicial de la que forman parte las fiscales de la causa, Concha Sabadell y Concha Nicolás; la acusación popular que ejerce el PSOE y las defensas del extesorero de Alianza Popular (AP) Ángel Sanchís y el presunto testaferro Iván Yáñez.

En concreto, el juez Ruz y las fiscales recabarán este miércoles la documentación bancaria solicitada a las autoridades suizas, mientras que el jueves tendrá lugar el interrogatorio a la agente de Bárcenas en el Dresdner Bank, en el que el antiguo responsable de las finanzas de la formación llegó a acumular 22 millones de euros en 2007, informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

CONTRADICCIONES ENTRE EL BANCO Y SANCHÍS

Durante el interrogatorio, el juez instructor pretende revisar las contradicciones que existen entre Sanchís y el Dresdner Bank a cuenta de la visita que el exdirigente ‘popular’ realizó a Ginebra (Suiza) el 20 de febrero y el 10 de marzo de 2009. Los investigadores sospechan que tuvieron el objetivo de blanquear tres millones de euros que pertenecían a Bárcenas mientras que el extesorero de AP justifica su actuación como la recepción de un supuesto préstamo que le hizo su amigo.

Cuando se hizo público en España el contenido de la comisión rogatoria suiza y se supo que el extesorero de AP había ido a Ginebra para ver la cuenta de Bárcenas, Sanchís afirmó en declaraciones a varios medios de comunicación que únicamente comprobó el estado de la cuenta y que su visita no tenía nada que ver con su empresa La Moraleja, dedicada a la producción de limones en Argentina.

Sin embargo, las notas de control interno de los trabajadores del Dresdner Bank ponían de manifiesto que el 20 de febrero de 2009 Sanchís les comunicó que Bárcenas había decidido “invertir en bienes inmobiliarios y también en las empresas de producción en Argentina (producción de limones con una distribución industrial grande) y Brasil (producción de maderas preciosas)”. “Empresas que pertenecen a su amigo Angel Sanchís”, señalaba uno de los apuntes.

En una de esas notas se hacía constar que durante la entrevista con los gestores Sanchís llamó a Bárcenas y éste confirmó por teléfono lo que estaba diciendo su amigo. El extesorero de AP también preguntó en el banco suizo “cuáles serían las modalidades de proceder a la liquidación total o parcial de la cartera y los fondos de retiro”, ya fuera “en efectivo o mediante transferencia bancaria”.

De igual modo, la documentación del Dresdner Bank revela que el amigo de Bárcenas anunció que éste tenía la intención de “liquidar parte o la totalidad de su cartera” y que daría instrucciones para la transferencia posterior de los fondos. Según un informe de la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales (UDEF) que obra en la causa, todos estos movimientos empezaron a raíz de las detenciones que se produjeron en el marco de la operación ‘Gurtel’.

Según la UDEF, tras estas visitas Bárcenas trató de ocultar sus fondos, nombró como apoderado a Iván Yáñez y ordenó la salida de 3,5 millones de euros con destino a las empresas Brixco y Lidmel, con cuentas en Estados Unidos, y el resto de los fondos a la sociedad Tesedul.

DOCUMENTACIÓN PENDIENTE

Además, el titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 pidió en agosto al Dresdner Bank que facilitara “los datos, la identidad y el cargo de las personas que recibieron e informaron” a Sanchís al objeto de proceder a su posterior citación como testigos.

Del mismo modo, solicitó un informe a la Oficina de Comunicación en Materia de Lavado de Dinero (MROS) del Organismo Supervisor Suizo para que detallara si en 2009 el Dresdner Bank comunicó alguna transacción sospechosa de blanqueo de capitales realizada por la Fundación Sinequanon, vinculada a Bárcenas, y si existía alguna “prohibición o limitación” para que una cuenta de esta sociedad transfiriera dinero a la que Brixco tenía abierta en el HSBC Bank de Nueva York. Esta empresa comercializaba cítricos de La Moraleja y habría recibido fondos procedentes de las cuentas suizas de Bárcenas.