La crisis del Covid-19 agrava la situación financiera de las familias más vulnerables

La pandemia del coronavirus ha causado millones de víctimas mortales en todo el mundo, además también ha cambiado nuestra manera de vivir, con limitaciones y restricciones que han dejando un importante efecto psicológico en una población que ya comienza a padecer lo que podemos llamar los efectos secundarios de la crisis; apatía, desesperación, falta de motivación y ruina económica; según nos cuenta Gabriel de adiosficheros.com “cada vez son más las familias que no llegan a final de mes debido a las deudas, falta de trabajo, intereses abusivos, recibos impagados y contratación de productos financieros que en un primer momento parecían una solución, pero luego se convirtieron en un nuevo problema”; y es que muchas veces cuando la desesperación llega a nuestras vidas recurrimos a productos con una letra pequeña muy grande que nos condena a seguir pagando durante muchos años, lo “aparentemente sencillo” muchas veces lo hace todo más complicado; es importante leer y pensar antes de aceptar.

Soluciones efectivas

Cartas, llamadas y notificaciones comienzan a ser otro foco de miedo y de estrés para muchas personas que no encuentran una solución real a sus nuevos problemas económicos, por eso es importante no dejar que todo se nos vaya de las manos y reconocer que realmente tenemos un problema.

Una vez que aceptamos la realidad y nos damos cuenta de que necesitamos una solución efectiva la mejor opción es poner nuestro caso en mano de expertos que sepan ayudarnos y defender nuestros derechos, si necesitas reclamar los intereses abusivos de un minicredito puedes hacerlo con adiosficheros.com, ellos analizarán tu caso y te ayudarán a encontrar la manera de pagar lo justo.

“La mayoría de minipréstamos del mercado tienen intereses abusivos. Los reclamamos para condonar tu deuda y que devuelvan los que has pagado de más”, afirman sus expertos.

¿Qué nos lleva a recurrir a estos productos?

Muchas veces nos encontramos con falta de liquidez, vemos anuncios en medios o en televisión en los que nos dicen que con una sola llamada o pulsando un enlace nuestra vida cambiará a mejor, podremos realizar nuestros proyectos o disponer de un dinero en unos minutos, la oferta es tentadora y muchas veces la vemos como la única solución real a nuestras necesidades, pero… ¿Y la letra pequeña?

Es ahí donde tenemos que andar vivos y leer bien lo que firmamos o aceptamos, tener ese contrato a mano y consultarlo con un buen asesor puede evitarnos muchos y futuros problemas.

Además aunque ya lo hayas pagado, también tienes la oportunidad de reclamar lo que es tuyo, los elevados intereses, por eso también es bueno conservar toda la documentación, pagos, enviados o extractos bancarios para ver lo que te corresponde, reclamar lo tuyo es un derecho, y no debes tener miedo a la hora de hacerlo.

Defiende lo tuyo

En el caso de que hoy y ahora tengas problemas económicos, deudas acumuladas, o veas que pagas y pagas y la deuda nunca se termina no debes dejarlo pasar, gracias a adiosficheros.com podrás consultar sin compromiso tu caso, analizar la situación y encontrar una solución real y efectiva; además también te ayudarán a reclamar lo que has pagado de más.

Son tiempos complicados, pero lo importante es no dejarse llevar por lo negativo o la desesperación y buscar la mejor manera de cumplir con lo tuyo sin tener que asumir intereses abusivos y elevados.