Glosas y poemas sin nombre, de Beatriz Celina, y Las huellas imborrables, de Javier Herreros, dos poemarios llenos de conocimiento

Glosas y poemas sin nombre, de Beatriz Celina, es un poemario que nos rebautiza con olas y peces para despertar.

“Comencé a escribir estas glosas y poemas sin nombres uno de esos días en que nos desnudamos para encontrarnos con nosotros mismos. En que dejamos el traje del tiempo y la piel colgados en el armario para que el silencio ahogue nuestras penas y cante la mudez al sonido de una habanera. Momentos mágicos de absoluta complicidad con nuestra sombra donde descubrimos amarnos una a la otra en el último segundo de vida.” Beatriz Celina.

Beatriz Celina (La Habana, 1951) es de nacionalidad cubana-española y miembro de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba. Su obra poética ha merecido menciones y galardones en diversos certámenes de ámbito internacional y ha sido publicada y presentada en ferias de numerosos países. Es fundadora además de los Festivales de Habaneras en Cuba. Actualmente radica en La Torre de Esteban Hambrán, en Toledo (España).

A veces me parece que no tengo nombre

y voy a la deriva en un barco sin timonel 

en un mar púrpura que poco a poco hunde mi espíritu,

tal vez vuelva a ser rebautizada por los peces

y rotulen nuevamente mi nombre,

ese día oiré romper las olas con fuerza

y el viento llegará a mi puerta preguntando si existí.” 

(Fragmento de Glosas y poemas sin nombre, La Equilibrista, 2020)

Las huellas imborrables está constituido por una primera parte en que se desarrollan diez poemas narrativos en homenaje a artistas admirados por el autor, Pier Paolo Pasolini, Johann Sebastian Bach, Miguel Delibes, Ingmar Bergman, Jirí Menzel, José Saramago, César Vallejo, Albert Camus, Antonio Machado y Freddie Mercury. Se trata de composiciones en la línea de los poemas narrativos de Cernuda en homenaje a Larra, Gide, Galdós, etc. articulados en cuatro o cinco secciones de diez versos cada una. 

La segunda parte del libro está dedicada a la explicación reflexiva, a modo de ensayo, de los poemas precedentes. En estos textos se lleva a cabo, además, un pequeño acercamiento a la vida y obra de los artistas homenajeados.

Javier Herreros nació en Madrid el 10 de agosto de 1983 y es profesor de Lengua Castellana y Literatura en el IES Vega del Jarama, de San Fernando de Henares (Madrid), donde intenta transmitir a los alumnos el entusiasmo hacia las creaciones culturales. Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense y graduado en Lengua y Literatura Españolas por la UNED, se declara aficionado al teatro, al cine, a la música rock y clásica, a los museos y al fútbol. Colabora con la revista digital de cine Encadenados.

Y así, en compañía de Daniel, el Mochuelo,

y sus amigos, iniciaste tu andadura

por la genial narrativa de Delibes: pueblos

y ciudades, mayores y niños, la ternura

de los diálogos marcarían tu vida futura.

De la mano del Nini, Pacífico, Lorenzo,

Desi se asentó tu amor por la literatura.

El creador de estos seres era igual: austero,

humano, generoso, fiel a sus compañeros,

equilibrado por Ángeles y su dulzura.” 

(Fragmento de Las huellas imborrables, La Equilibrista, 2020)

https://www.laequilibrista.es/producto/las-huellas-imborrables/