Connect with us

Economía

Europa invierte en la nueva infraestructura energética

Publicado

el

Los Estados miembros de la UE acordaron el pasado jueves, 5 de octubre, una propuesta de la Comisión de invertir 998 millones EUR en proyectos clave de infraestructura energética europea en el marco del Mecanismo «Conectar Europa» (MCE). El voto favorable del jueves aporta ayuda financiera a obras y estudios para diez proyectos.

La mayor partida de fondos está destinada al proyecto de sincronización báltica (720 millones EUR), cuyo objetivo es integrar mejor los mercados de las redes eléctricas de Estonia, Letonia, Lituania y Polonia. Otros ejemplos de proyectos son una red eléctrica inteligente que conecta Hungría y Eslovaquia (102 millones EUR) y la primera subvención del MCE para las obras de un proyecto de transporte de CO2 para puertos belgas y neerlandeses. 

Kadri Simson, comisaria de Energía, afirmó: «Estos diez proyectos contribuirán a un sistema de infraestructura energética más moderno, seguro e inteligente, lo que resulta crucial para cumplir el Pacto Verde Europeo y alcanzar nuestros ambiciosos objetivos climáticos de aquí a 2030. La decisión de ayer constituye un paso decisivo especialmente en el proceso de sincronización báltica, un proyecto de interés estratégico europeo. Estas inversiones ayudarán a sostener la recuperación económica de la Unión y a crear puestos de trabajo».

La asignación de estos fondos está en consonancia con los objetivos del Pacto Verde Europeo, ya que se destinan en un 84 % a proyectos de electricidad o redes eléctricas inteligentes. La votación del jueves concede ayuda financiera para diez proyectos: dos para el transporte de electricidad, uno para las redes eléctricas inteligentes, seis para el transporte de CO2 (cinco de ellos son estudios) y otro para el gas. Estos son algunos de los proyectos que recibieron luz verde el jueves:

Proyecto de sincronización báltica, fase II (720 millones EUR): estos nuevos fondos, que se suman a una inversión anterior, se destinarán a la construcción del denominado Harmony Link, un cable de alimentación submarino que conectará Polonia y Lituania por el mar Báltico. El cable será un elemento básico de la futura red eléctrica marítima del mar Báltico. Esta financiación abarcará también otras inversiones, como las realizadas en compensadores síncronos en Estonia, Letonia y Lituania.

Danube InGrid (102 millones EUR): este proyecto de red eléctrica inteligente en Hungría y la República Eslovaca mejorará la gestión de la red y aumentará la calidad y la seguridad del abastecimiento para todos los participantes en el mercado. También apoyará la integración eficiente de las energías renovables.

Proyecto Porthos de red de transporte de CO2 (102 millones EUR): este proyecto entre los Países Bajos y Bélgica desarrollará una red de transporte de CO2 de acceso abierto en tres de los puertos europeos principales (Róterdam, Amberes y Mar del Norte), con el objetivo de construir unas instalaciones de almacenamiento en alta mar en el mar del Norte.

Interconector Bulgaria — Serbia (28 millones EUR): este proyecto prioritario acordado en el marco del Grupo de Alto Nivel sobre Conectividad del Gas en Europa Central y Sudoriental mejorará la seguridad del abastecimiento y la diversificación de las importaciones de gas en Europa sudoriental.

North Sea Wind Power Hub o centro de energía eólica del mar del Norte (14 millones EUR): estudio para apoyar el desarrollo de un proyecto importante destinado al despliegue de la energía eólica marina en el mar del Norte.

Contexto

Para que Europa lleve a cabo la transición hacia una economía limpia y moderna, es necesario adaptar la infraestructura europea a las necesidades futuras del sistema energético. Las interconexiones constituyen la columna vertebral de un mercado energético integrado de la Unión que mejorará la seguridad del abastecimiento en Europa, reducirá la dependencia de proveedores únicos y ofrecerá a los consumidores más posibilidades. También es esencial que prosperen las fuentes de energía renovable y que la UE cumpla los compromisos contraídos en el Acuerdo de París y alcance su objetivo de ser climáticamente neutra para mediados de siglo.

Solo pueden optar a una subvención del MCE los proyectos de interés común (PIC) que figuren en la lista de la Unión adoptada por la Comisión. La lista de PIC más reciente se publicó en octubre de 2019 y se prevé que la próxima, la quinta, entre en vigor a principios de 2021. El MCE-Energía ya ha concedido casi 4 000 millones EUR en subvenciones desde 2014, asignados en un 65 % a proyectos de electricidad, incluidas las redes eléctricas inteligentes.

La financiación futura del MCE-Energía está sujeta a un acuerdo final de las instituciones de la UE sobre el marco financiero plurianual para el período 2021-2027. La concesión de fondos en el futuro estará en consonancia con la revisión prevista del Reglamento sobre las redes transeuropeas de energía (RTE-E). Está previsto que la Comisión presente su propuesta sobre las RTE-E antes de que concluya 2020, a fin de garantizar un marco preparado para el futuro que permita a la Unión financiar la infraestructura necesaria para cumplir el Pacto Verde Europeo.

Advertisement

LO MÁS VISTO !!