Encuesta: los californianos ven a Kamala Harris preparada para llegar a la presidencia

Washington (tca/dpa) – A casi cuatro meses del inicio de la nueva administración, la vicepresidenta Kamala Harris ha mantenido una fuerte base de apoyo en su estado natal, con los votantes por más de 2 a 1 diciendo que está “desempeñando un papel significativo” en la administración y una mayoría viéndola como capaz de dar un paso hacia la presidencia si es necesario.

Mantener una imagen de figura significativa en una administración sin que parezca que rivaliza con el presidente puede plantear problemas a los vicepresidentes. La tarea es aún más complicada en el caso de Harris, que es la primera mujer que ocupa el cargo, así como la primera persona negra y la primera vicepresidenta asiática del país.

Hasta ahora, Harris parece estar encontrando el equilibrio adecuado a los ojos de los votantes de su estado, según los resultados de la última encuesta del Instituto de Estudios Gubernamentales de la Universidad de California en Berkeley, copatrocinada por Los Angeles Times.

Eso es crucial para Harris, que se presentó a la candidatura presidencial de 2020 y sigue interesada en el primer puesto.

Al ser el mayor bastión demócrata del país, California sería clave para cualquier futura carrera que la vicepresidenta pudiera hacer. Y aunque la fuerte inclinación demócrata del estado le da un fuerte comienzo, su popularidad en California se vio mermada por su infructuosa candidatura a las primarias, un daño que parece haber solucionado.

Tanto el presidente Joe Biden como la vicepresidenta gozan de una fuerte aprobación en un estado que ganaron por un amplio margen en las elecciones de noviembre. Los votantes del estado aprueban el trabajo de Biden por un 62% contra un 34%. Harris obtiene una aprobación del 53% frente al 33%. En el caso de Biden, sólo el 4% dijo no saber lo suficiente para registrar una opinión, mientras que el 14% no tenía opinión sobre Harris.

En ambos casos, la minoría republicana del estado es la que más desaprueba. Sólo el 7% de los demócratas registrados desaprueban a Biden o a Harris. Entre el gran número de votantes no partidistas del estado, alrededor de 3 de cada 10 lo desaprueban. Pero entre los republicanos, el 87% desaprueba la actuación de Biden y el 84% la de Harris.

Como han mostrado otras encuestas -y como han reconocido los estrategas republicanos- Biden no genera una oposición ferviente. Sólo el 8 por ciento de los votantes dicen que desaprueban “fuertemente” su trabajo, mientras que el 39 por ciento lo aprueban firmemente.

La aprobación del trabajo de Biden por parte de los votantes del estado en general es bastante similar a la del ex presidente Barack Obama en este punto de su presidencia y mucho mejor que la del ex presidente Donald Trump. En este punto de su presidencia, el 39% de los votantes de California aprobaban el trabajo de Trump.

“Dado el estado altamente partidista de la política y la ventaja de casi 2 a 1 de los demócratas sobre los republicanos en el electorado de California, no es sorprendente que Biden y Harris comiencen sus mandatos en una posición muy fuerte aquí”, dijo el politólogo de Berkeley Eric Schickler, codirector del Instituto de Estudios Gubernamentales.

A nivel nacional, la aprobación del trabajo de Biden no es tan alta como en California: alrededor del 54% lo aprueba y el 40% lo desaprueba en el promedio de las encuestas compiladas por el sitio web 538.

Sin embargo, una encuesta realizada para The Associated Press por el Centro Nacional de Investigación de Opinión de la Universidad de Chicago, encontró un 63% de aprobación en todo el país, con un 71% de aprobación de la forma en que Biden ha tratado la pandemia del Covid-19.

El sondeo de AP-NORC, publicado el lunes, reveló que los votantes de todo el país aprueban a Biden en materia de economía por un 57% frente a un 42%, pero que las calificaciones son más débiles en materia de inmigración, con un 54% de desaprobación y un 43% de aprobación.

La encuesta de Berkeley IGS planteó a los votantes del estado una serie de preguntas sobre atributos personales y preguntó si se aplicaban a Biden y a Harris.

Por 66% a 25%, los votantes dicen que Biden tiene la experiencia adecuada para ser presidente. Por 56% a 33%, los votantes del estado dicen que Biden se preocupa por la gente como ellos. Una mayoría similar, 54 por ciento a 37 por ciento, lo califica de “líder fuerte y decisivo”.

Una mayoría algo menor, 52 por ciento a 35 por ciento, dice que Biden tiene la “resistencia mental y física” para el trabajo, un potencial punto débil para el presidente de 78 años que los republicanos han machacado desde principios de la campaña del año pasado. Los republicanos, incluido Trump, han sugerido ampliamente que Biden no está preparado para el trabajo y han afirmado, sin pruebas, que otra persona, quizás Harris, está tomando secretamente las decisiones por él.

El resultado ha sido una profunda división partidista, ya que el 88% de las personas que dicen haber votado a Trump creen que Biden carece de capacidad para el trabajo, mientras que una proporción similar de personas que votaron a Biden dicen que sí tiene la resistencia mental y física.

Mientras Biden sigue navegando entre las alas progresista y moderada de su partido, aproximadamente 1 de cada 4 demócratas de California dice que no es lo suficientemente progresista, mientras que algo menos de 1 de cada 6 dice que es demasiado progresista. La facción progresista del partido es fuerte en California, y el senador Bernie Sanders, de Vermont, venció a Biden ampliamente en las primarias del estado el año pasado.

Harris obtiene calificaciones similares, con un número ligeramente mayor de demócratas que dicen no tener una opinión o no saber lo suficiente para decir si es demasiado progresista o no lo suficientemente progresista.

Por un 55% frente al 24%, los votantes del estado dicen que Harris “desempeña un papel importante en la administración”, una percepción que los funcionarios de la Casa Blanca se han esforzado por fomentar. Los demócratas opinan de forma abrumadora, al igual que 1 de cada 4 republicanos. Los votantes no partidistas están de acuerdo, un 54% frente a un 21%, y un 24% no se pronuncia.

Una proporción similar de votantes, 53% contra 32%, dice que Harris es “capaz de llegar a la presidencia si es necesario”, pero la división partidista es más aguda. Los demócratas, por 79% a 9%, dicen que es capaz, mientras que los republicanos, por 77% a 10%, dicen que no lo es. Los votantes no partidistas se dividen en un 53% contra un 27% a su favor en esta cuestión.

La encuesta de Berkeley IGS, supervisada por el encuestador Mark DiCamillo, se realizó en línea en inglés y español del 29 de abril al 5 de mayo, entre 10.289 votantes registrados en todo el estado. Los resultados se ponderaron para que coincidieran con los datos demográficos conocidos de la población votante.

El margen de error de la muestra completa se estima en aproximadamente 2 puntos porcentuales en cualquier dirección. En el sitio web del IGS de Berkeley se pueden encontrar más detalles, incluida la redacción de las preguntas, y datos detallados.

By David Lauter, Los Angeles Times