El Tribunal Electoral veta la candidatura de Morales a las elecciones

(Europa Press) – El Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Bolivia ha inhabilitado este jueves la candidatura a senador del expresidente Evo Morales para las elecciones del 3 de mayo, mientras que ha dado luz verde a la del exministro de Economía Luis Arce, candidato a presidente por el partido del líder indígena, Movimiento al Socialismo (MAS).

Según ha explicado el presidente del TSE, Salvador Romero, Morales no cumple con el requisito de residir en Bolivia para postularse a los comicios como senador por Cochabamba. En concreto, ha trasladado que se requiere una residencia efectiva, han informado medios bolivianos.

En cuanto a Arce, el organismo electoral ha comunicado que ha desestimado la demanda por incumplimiento de requisitos que se había interpuesto contra él, por lo que está habilitado para concurrir a las elecciones generales.

Por otra parte, también se han inhabilitado las candidaturas de Diego Pary, también del MAS, y Mario Cossío, de Creemos, candidatos a senadores por Potosí y Tarija, respectivamente. Por último, el TSE ha vetado a la candidata a la presidencia por el Frente Para la Victoria, Jasmine Barrientos. En este sentido, Romero ha detallado que la decisión del organismo electoral es inapelable.

“GOLPE CONTRA LA DEMOCRACIA”

Tras conocer la decisión del organismo electoral boliviano, Morales la ha calificado de “golpe contra la democracia”. “La decisión del Tribunal Supremo Electoral es un golpe contra la democracia”, ha criticado mediante su cuenta en la red social Twitter.

“Los miembros del TSE saben que cumplo todos los requisitos para ser candidato”, ha agregado, al tiempo que ha valorado que “el objetivo final es la proscripción del MAS”.

En esta línea se ha expresado también Pary, que ha precisado que su inhabilitación es “una decisión política” del Tribunal Electoral que “se aleja de las leyes, la Constitución boliviana y la jurisprudencia internacional”. “He cumplido absolutamente con todos los requisitos tal como lo establece la reglamentación aprobada por el mismo TSE”, ha zanjado mediante la citada red social.

Por su parte, Arce también ha criticado la inhabilitación de Morales y Pary y las ha tildado de “ilegales”. A su juicio, el veto “evidencia que no hay garantías para unas elecciones libres, democráticas y justas en Bolivia”. “Condenamos esta acción”, ha aseverado también a través de Twitter.

LA OPOSICIÓN CELEBRA EL VETO A MORALES

Los principales líderes de la oposición a Morales han celebrado la decisión del TSE. En este contexto, el expresidente Carlos Mesa, que se presentó a las elecciones del 20 de octubre, raíz de la crisis política en la que está inmerso el país, ha considerado que el organismo electoral boliviano ha aplicado “correctamente” la ley.

“Evo Morales, que digitó el gigantesco fraude en las elecciones de 2019, debe entender que ya no puede usar la ley según sus intereses”, ha asegurado desde la mencionada red social.

El también expresidente Jorge ‘Tuto’ Quiroga ha indicado que el líder indígena “buscaba inviolabilidad parlamentaria” con su candidatura a senador “para encubrir 14 años de corrupción, abusos y fraude”. “Es un asilado que no vive en Cochabamba. No puede postular, deberá responder ante la justicia local e internacional sin la impunidad de un escaño”, ha avisado en Twitter.

Por su parte, el expresidente del Comité pro Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, ha alertado de que, a pesar del veto a Morales, “la amenaza sigue vigente”.

“La verdadera amenaza es que el MAS gane la mayoría en el Congreso y posiblemente la presidencia en primera vuelta”, ha explicado, al tiempo que ha señalado que el veto ha sido posible “porque pusimos presión en las calles”. “No podemos distraernos ni bajar los brazos”, ha concluido.

Mesa, Quiroga y Camacho son candidatos a presidente en las elecciones del 3 de mayo por las agrupaciones Comunidad Ciudadana (CC), Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR) y Creemos.

Por último, el empresario Samuel Doria Medina, compañero de candidatura de la autoproclamada presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, por Juntos, ha señalado que el TSE ha hecho “cumplir correctamente” la ley. “Una gran señal de que esta vez tendremos elecciones limpias”, ha precisado.

Con los comicios del 3 de mayo, Bolivia aspira a zanjar la crisis política en la que se encuentra inmersa por las “irregularidades” detectadas por la Organización de Estados Americanos (OEA) en las elecciones presidenciales del pasado 20 de octubre. Morales dimitió el 10 de noviembre en medio de una ola de violencia que dejó más de 30 muertos. Actualmente, se encuentra en Argentina en calidad de asilado.