El nuevo prototipo de Polestar, construido con materiales reciclados

Foto: Polestar/dpa

(dpa) – Botellas de plástico PET, redes de pesca en desuso y vinilo de corcho: todos estos materiales se pueden encontrar, reciclados, en el interior del nuevo prototipo eléctrico de Polestar, del fabricante de vehículos Volvo.

El modelo Precept, totalmente electrificado, es una berlina de cuatro puertas con una elegante silueta detrás de grupos de faros LED divididos en dos secciones en forma de martillo de Thor, el dios del trueno de la mitología nórdica.

Los cortos voladizos delanteros y traseros, combinados con una distancia entre ejes de 3,1 metros, son típicos de un coche eléctrico como el Precept, que necesita espacio para una gran batería. La marca sueca, propiedad de Volvo, señaló que el Precept destaca entre los eléctricos que ya existen en el mercado.

Thomas Ingenlath, consejero delegado de Polestar, señaló que el nuevo modelo ofrece una visión de la dirección futura de la marca. No hay dudas de que el coche parece mucho más futurista que los actuales modelos Polestar 1 y 2, que derivan de antiguos conceptos de vehículos de Volvo.

El interior del prototipo es una clara apuesta a favor de la sostenibilidad. En lugar de cuero o tela, las superficies de los asientos están tejidas en 3D con fibras de botellas de plástico, y las alfombras están confeccionadas a partir de redes de pesca recuperadas. Los reposacabezas están hechos de vinilo de corcho reciclado.

“El coche no es un sueño de un futuro lejano”, aseveró Thomas Ingenlath, quien considera que el Precept es “una respuesta a los claros desafíos que enfrentan nuestra sociedad y el sector”.

Los motores eléctricos ocupan menos lugar que sus equivalentes de combustión, lo que hace que el Precept ofrezca un considerable espacio para los pasajeros.

El puesto de conducción del innovador vehículo presenta equipamientos de alta tecnología. El tablero está dominado por una pantalla táctil de 15 pulgadas con la próxima generación de una plataforma de información y entretenimiento desarrollada en colaboración con Google.

Polestar es muy discreta en cuanto a las especificaciones técnicas exactas del concepto, pero aseguró que el Precept es un presagio tangible del vehículo del futuro.