El mundo mágico Harry Potter desde Navarra

Artículos personalizados para fans. Ese ha sido el gran filón del merchandising que ha seguido a sagas como Harry Potter, la Guerra de las Galaxias, El Señor de los Anillos o a series como Stranger Things o Juego de Tronos, por poner solo algunos ejemplos. Sin embargo, los fans de verdad, los verdaderos amantes de lo que significan esos mundos de fantasía, siempre buscan algo más.

Cuando Natalia comenzó con el proyecto de Friki Frog, en 2015, lo hizo para hacer artículos de Harry Potter que no existían en el mercado y que se quedaba o regalaba a sus amigos.

“Tenían tanto éxito y hacían tanta ilusión a quienes los recibían que me animaron a empreder mi propio negocio basándome en eso, en muchas cosas que aún no existen a nivel global relacionadas con el mundo mágico y los serial lovers”.

A partir de esa idea, comenzó a ver cómo había eventos que, relacionados con la temática, podían ser un trampolín.

“En 2017 me contestaron de un evento de Asturias, cerca de Avilés, donde vivía. Me dejaron inscribirme y ahí comenzó todo. Con la otra mitad del proyecto, Javier, pensamos en preparar algo más que solo artículos de papelería y empezamos a crear cajas de madera relacionadas también con la temática de Harry Potter. Lechuzas, el castillo de Hogwarts, personajes…todo lo que nos gustaría ver o tener como fans que somos de la saga” explica.

Y así, en enero de 2019, la web tomó forma. Actualmente, aunque también dispone de un catálogo en constante ampliación con personajes y temáticas de otras películas y series, su producto estrella siguen siendo las cartas de Hogwarts, las varitas que hacen de forma artesanal y las cajas de madera personalizadas.

“Los huevos de dragón, para los amantes de Juego de Tronos, son también un producto que llama mucho la atención y que los hacemos a mano. Poner amor en tu trabajo es lo más importante para llegar a los demás. Lo vemos en las ferias a las que acudimos. Entender a quienes buscan algo original porque es lo que hacemos nosotros mismos es lo que marca la diferencia”.