Alemania apoya a Ucrania en lucha contra incendios en Chernóbil

Chernóbil/Kiev, 18 abr (dpa) – Alemania apoya a Ucrania en la lucha contra los incendios que desde hace dos semanas azotan la zona radiactivamente contaminada de los alrededores de la central nuclear de Chernóbil con material por un valor de 230.000 euros (unos 249.800 dólares), anunció la embajada alemana en Kiev.

“La asistencia rápida incluye 80 dosímetros para medir la radiactividad y unos 15 kilómetros de mangueras contra incendios”, precisó la embajada germana, y agregó que se comprará asimismo un camión de bomberos cisterna equipado para combatir incendios forestales y de pastizales.

En la región todavía hay por lo menos seis incendios latentes, como se puede ver en los mapas publicados hoy por la Protección Civil de Ucrania en Kiev.

Las autoridades indicaron que más de 700 bomberos participan en la extinción de los incendios, también con la ayuda de helicópteros, pero no proporcionaron datos sobre la extensión de la zona. Anteriormente habían estimado que el área quemada sería de unas 11.500 hectáreas, según imágenes satelitales.

La organización de protección del medio ambiente Greenpeace estima que la zona quemada es más de cuatro veces mayor.

En la vecina región de Zhytomyr, en la frontera con Bielorrusia, los incendios forestales se extendieron a los poblados y destruyeron 38 casas el jueves. Según el gobernador de la región, Vitali Bunechko, unas 50 personas tuvieron que ser puestas a salvo.

En la capital, Kiev, que está a poco menos de 70 kilómetros de la zona restringida, persistió una espesa niebla tóxica. Según las autoridades, en la ciudad de tres millones de habitantes no se registra un aumento de la radiactividad.

En los últimos años se han producido varios incendios en las áreas deshabitadas de la zona restringida, muchas veces fueron considerados como incendios provocados.

Tras la explosión del bloque cuatro en la -entonces aún soviética- central nuclear de Chernóbil en 1986, se clausuraron las zonas radiactivamente contaminadas en torno a la ruina nuclear. Fue la mayor catástrofe nuclear en el uso civil de la energía nuclear, con miles de muertos y heridos.