¿Por qué triunfan las despedidas de soltero en España?

Nuestro país es uno donde estas celebraciones alcanzan su culmen, y hay muchas razones por las que son tan famosas.

En un año, en España, se celebran más de 300.000 despedidas de soltero. Si pensamos en una cantidad mensual, y haciendo un pequeño ejercicio de matemáticas, esto se traduce en 25.000 al mes, lo que a su vez implica un total aproximado de 833 al día. El escalofrío surge cuando te paras a pensar en la cantidad de despedidas que se hacen por hora, que es ni más ni menos que un total de 34,72. Sí, mientras lees esto, es muy probable que haya cerca de una treintena de grupos de amigos y amigas celebrando el fin de la soltería de alguien.

Las abrumadoras cifras que acompañan a estas celebraciones se convierten en algo más mareante cuando pensamos en el dinero que suponen y el trajín que conllevan. Un grupo de despedida no deja indiferente a nadie, y su desenfreno es algo que en muchas ciudades no está para nada bien visto, hasta el punto de contar con fuertes sanciones por disfraces indecorosos o por el uso de megáfonos (una combinación tradicional cuando se quiere que la gente sepa que hay un novio a punto de casarse).

Pero todo esto no hace más que evidenciar algo: las despedidas de soltero en España son todo un éxito. Atraen a mucho público, tanto natural del país como extranjero, que encuentra en nuestro territorio el lugar perfecto para celebrar este paso de la soltería al matrimonio, y para desfasar al máximo con esta excusa. Pero, ¿qué es lo que realmente hace que las despedidas de soltero sean tan famosas aquí?, ¿por qué somos uno de los destinos favoritos para celebrarlas? Vamos a explicarlo.

Servicios de calidad

El gran pilar de todo. Da igual la ciudad a la que vayas, en ella vas a encontrar servicios perfectos para que la despedida de soltero sea una fiesta inolvidable. Por lo general, son las grandes ciudades las que ofrecen las mejores calidades. Así, por ejemplo, Cataluña es conocida por sus discotecas, locales y hasta strip club Barcelona (sí, rara es la despedida que no cuenta con un o una stripper, y esto es una realidad).

La calidad de lugares como los strip clubs Barcelona, que son capaces de ofrecer ya no solo calidad, sino también calidad y diversidad, son un buen ejemplo de este punto. Los que van a celebrar la despedida saben que en estas localidades clave van a encontrar una oferta acorde a lo que buscan, y que el resultado les va a dejar más que satisfechos. Todo esto, claro, gracias a la apuesta de los empresarios por ofrecer este nivel cualitativo que les hace ser la apuesta favorita.

Precios amigos del bolsillo

Según cifras arrojadas por empresarios del sector del ocio, cada integrante de una despedida de soltero gasta un mínimo de 50 euros en la celebración (si se trata de una noche), con una media de 150 euros en total (cuando se trata de todo un fin de semana, el plan más común). El tema no es el dinero invertido, sino todo lo que se puede conseguir con él. Servicios de alojamiento, actividades de todo tipo y comidas se orquestan de manera magistral para ofrecer la mayor de las variedades a cambio de una inversión mínima.

Precios especiales para grupos y hasta servicios dedicados en exclusiva para ellos han hecho que florezca la celebración de las despedidas de soltero. Desde los hostales u hostels que ofrecen habitaciones conjuntas y hasta actividades especiales, hasta restaurantes temáticos; todos contemplan tarifas especiales cuando se trata del adiós a la soltería.

Variedad de propuestas

Además del bueno, bonito y barato, tendríamos que moldear la famosa regla e incluir el variado. Tenemos calidad y precios asequibles, y a esto hay que sumar la extensa variedad que podemos encontrar en prácticamente cualquier punto de la geografía española en cuanto a actividades de ocio, sobre todo las especializadas en las despedidas. Hemos hablado antes del caso de Barcelona como exponente, pero otras capitales como Madrid o incluso cualquier ciudad de interior se han volcado en ofrecer mucho que hacer y con lo que divertirse.

Fiestas en yates, fiestas en autobuses, servicios de limusinas, sesiones deportivas, actividades de riesgo, las mejores discotecas, pases privados a clubes eróticos, alojamientos rurales… El abanico de posibilidades es tan amplio que es fácil perderse mirando entre todo lo que se puede hacer en España.

A todo esto deberíamos sumar el genial ambiente que suele reinar en la península. Los españoles somos conocidos por nuestra naturaleza simpática, sobre todo los del sur del país, por nuestras ganas de pasarlo bien y nuestro don natural para apuntarnos hasta a un bombardeo. Todo esto también ayuda a que la gente piense en España, casi en cualquiera de sus localidades, para celebrar una despedida de soltero.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies