Un cuerpo extraño en el ojo: llorar ayuda, frotarse no

Foto: Franziska Gabbert/dpa-mag

(dpa) – El polvo o los insectos pueden arruinar un paseo en bicicleta. Si una de sus partículas aterriza en el ojo, la conjuntiva en el área de los párpados se irrita rápidamente. El cuerpo suele ayudarse a sí mismo primero, explica la Asociación Profesional de Oftalmólogos de Alemania. El ojo comienza a llorar para lavar el cuerpo extraño. El parpadeo consciente ayuda también.

Además, el párpado superior se puede levantar ligeramente despegándolo del ojo, tirándolo desde las pestañas y se puede colocar sobre el borde del párpado inferior para que las pestañas del párpado inferior “cepillen” el interior del párpado superior cuando se abra el ojo, aconseja la asociación. Enjuagar el ojo con agua limpia también puede ayudar.

Lo que no es una buena idea es frotar el ojo. Como regla general, los legos no deberían retirar el cuerpo extraño si el ojo no lo expulsa de forma natural. En ese caso, las personas afectadas deben consultar urgentemente a un oftalmólogo o a acudir a un centro médico. Pueden cubrir el ojo afectado con un vendaje en el camino.