Tips para mantener una piel cuidada y sin manchas

Cada estación trae consigo ciertos problemas para las pieles y, más, si son atópicas por ejemplo.

Si el invierno con las bajas temperaturas requieren de que una hidratación más intensa para que la piel no sufra las consecuencias de vientos y bajas temperaturas, en primavera, con el polen, la piel se irrita con más facilidad y aparecen las temidas rojeces y eccemas.

Mientras que en verano el calor y sudor requiere también de una hidratación intensa, pero sobre todo, con una protección solar superior al resto del año, durante el otoño se debe rescatar la piel veraniega y prepararla de cara al intenso frío de los meses venideros.

¿Qué tipo de productos son los que de verdad ayudan?

Dermatólogos y expertos en estética saben que siempre hay una serie de consejos que no fallan y que, más o menos, funcionan con todo tipo de pieles.

Es el caso de la crema bella aurora, cuyos ingredientes principales y su porcentaje ayudan a que la piel luzca no solo sana e hidratada, sino también sin manchas. El aceite de jojoba, que provee de vitamina E y ceraminas que restauran las lesiones dérmicas, el extracto de UVA o incluso su concentración de ácido hialurónico que permite que la elasticidad de la piel luzca como nunca.

Es complicado que este tipo de ingredientes provoquen cualquier tipo de reacción adversa. De hecho es una de las más extendidas en tratamientos faciales en centros estéticos de prestigio precisamente por eso. El hecho que la mayoría de formulaciones no contengan agentes alérgenos como los frutos secos por ejemplo abren las puertas a mucho público que ven cómo esta limitación les hace tener que huir de según qué tratamientos hidratantes.

La bio 10 bella aurora, la solución real para lucir una piel sana

La piel es, dicho por muchos, el órgano más grande del cuerpo, el que más sufre los agentes externos y, en muchos casos, el más olvidado.

Entre los consejos para lucir sana hay cinco principales:

  1. Hidratación profunda: es necesario que cualquier tipo de crema que se aplique sea de verdad de calidad y sea capaz de profundizar en la epidermis, hidratando las capas inferiores de la misma.
  2. Protección solar: aunque el día no luzca con un sol de justicia, es necesario que la piel se proteja de los rayos ultravioletas con factores protectores lo suficientemente altos para asegurar que no sufre.
  3. Textura: hay que elegir la textura más indicada para cada tipo de piel. Serums para pieles grasas pueden hacer que empeore. De ahí que cada diagnóstico dermatológico sea básico para saber a qué tipo de tratamiento hay que acogerse.
  4. Ingredientes: hay que buscar productos cuyos ingredientes estén equilibrados para que su efectividad sea de verdad buena. Es lo que ocurre, junto con el resto, con la bio 10 bella aurora. El hecho de que los ingredientes sean de alta calidad garantizada es un plus que merece la pena apostar por él.
  5. Constancia: es necesario ser constante con la dermis. Si se hace de forma puntual y no habitual no lucirá como debe.