Rosas preservadas, una forma de demostrar el amor sin miedo a que se marchite

Regalar flores siempre ha sido una demostración de amor. Aunque más asociado al obsequio femenino, los hombres también pueden recibir flores, porque lo que hay tras este gesto es el deseo de mostrar amor hacia otra persona.

Durante todo el año existen algunas fechas que se asocian indudablemente al regalo de flores. La festividad de los Difuntos y todos los Santos, el día de San Valentín, los cumpleaños y aniversarios, el día de la Madre y por supuesto el día de Sant Jordi en Cataluña, donde la tradición manda regalar rosas y libros. Entre todas estas citas destaca sin duda el ramo de flores de las novias en las bodas.

Sin embargo, existen otras muchas ocasiones especiales en las que es buena idea regalar flores: ascensos en el trabajo, un simple detalle de amor, la futura llegada de un bebé, la recuperación de una enfermedad… Con las flores, al igual que ocurre con los bombones, cualquier ocasión es bienvenida para hacer un regalo de este tipo.

El avance de la tecnología y la venta de flores

A todas estas ocasiones se le une también el ascenso de la tecnología, ya que gracias a internet podemos tener un detalle con alguien en cualquier momento, porque la compra y el envío de este regalo puede hacerse vía online sin tener que moverse de casa.

En la actualidad son decenas de negocios dedicados a este sector que ofrecen sus servicios a través de la red. Cualquier cliente puede encargar trabajos de flores y su envío en cuestión de días, con la garantía de que las flores van a llegar a su destino en perfecto estado.

Si a esto sumamos la posibilidad de regalar rosas eternas, el regalo mejora, pues se le da más vida a las flores. Las rosas eternas, o rosas preservadas, perduran en el tiempo, lo que hace preservar el mensaje transmitido con el regalo durante varios años.

¿Qué son las rosas preservadas o rosas eternas?

Las rosas preservadas o rosaseternas son flores, pueden ser rosas u otro tipo de flor, que son 100% naturales, flores que han sido cortadas para posteriormente pasar por un proceso especial de preservación que ayuda a mantener toda la frescura y la belleza de la flor sin la necesidad del agua o de la luz.

Las flores, particularmente rosas, se cultivan hasta el momento óptimo de crecimiento, en el que alcanzan una apertura ideal que deja ver todo el encanto de la planta. Estas flores, de diferentes colores, se preservan desde el primer momento de su corte, gracias a un líquido preservante que sustituye el agua y la savia de la osa, los nutrientes necesarios para garantizar la flor con vida tras su corte.

Cualquier flor, una vez se corta, está condenada a la muerte. Las flores naturales pueden durar de ocho a diez días si se conservan adecuadamente, pero con este método de preservación se puede disfrutar de su frescura durante años.

¿Cuáles son las ventajas de las flores eternas?

Las rosas preservadas, o cualquier otro tipo de flor, se mantiene en perfecto estado mucho más tiempo que una flor fresca. El tratamiento al que son sometidas, con el líquido preservante, permite que pueda lucir un aspecto ideal en los siguientes 3 a 5 años.

Además, estas rosas eternas no necesitan ser regadas ni podadas, el mantenimiento es casi nulo, aunque es importante mantenerlas alejadas de la exposición directa y prolongada al sol o a la humedad.

Una tarea que sí es requerida es que han de ser desempolvadas de manera ocasional con un secador, un paño suavecito o un spray. Las rosas eternas son adecuadas para uso interior y es recomendable no aplastar o doblar los pétalos, el follaje y la flor en su conjunto.

En la actualidad, son varias las empresas que ofrecen este tipo de regalos. Una de ellas, Boxflora, cuenta con servicio de flores a domicilio en BCN. En cualquier caso, al interesarse por este tipo de regalos es importante tener en cuenta que no todos los establecimientos ofrecen las mismas garantías, en especial en internet, por lo que hay que valorar las condiciones del sitio web.

¿Por qué regalar rosas eternas?

La razón que hay tras un regalo de este tipo es similar a la que hay tras regalar flores naturales, demostrar el amor o el cariño hacia otra personas, pero con la ventaja añadida de que estas flores son mucho más duraderas.

En el mercado podemos encontrar diferentes flores de preservadas, alguna de ellas exóticas y otras más comunes, como rosas, girasoles, hortensias, claveles, lirios, dalias o tulipanes, entre muchas otras.

A cada flor se le asocia un determinado atributo, pero entre ellas destaca sin duda la rosa, la flor más demandada en todo el mundo. Su belleza ha logrado cautivar a millones de personas en todo el mundo y es muy apreciada por profesionales del interiorismo y la decoración.