Remachadoras HUCK de Böllhoff, garantía de calidad

El uso de herramientas de calidad está íntimamente relacionado con una mayor productividad en el proceso de producción, ya sea en un uso doméstico, laboral o industrial. Para este último caso, especialmente en los procesos industriales en las empresas, disponer de equipamiento de garantías ayuda a aumentar el nivel de eficiencia.

Bölhoff es consciente de ello y ha basado en esa idea toda su producción desde hace más de un siglo. La empresa cuenta con una trayectoria que se inicia en 1877 y se ha convertido en sus más de 140 años en una compañía líder en la fabricación de elementos de fijación, sistemas de montaje y elementos de colocación.

Uno de sus últimos diseños es la remachadora neumatica HUCK, una herramienta que se suma al resto de remachadoras de esta línea, desde neumáticas a hidráulicas, disponibles para la colocación de remaches estructurales y de collar HUCK.

¿Qué uso tiene una remachadora?

Las remachadoras se utilizan normalmente para unir dos piezas distintas. Las superficies a unir pueden ser del mismo material o diferente, lo que implica una mayor versatilidad en la herramienta. En el mercado podemos encontrar remachadoras manuales, hidráulicas o neumáticas, entre otras.

En el caso de los modelos de Böllhoff hablamos de remachadoras hidráulicas y neumáticas. La más profesional de todos los tipos es la remachadora neumática, que se utiliza en procesos industriales de gran calado. Esta herramienta incluye un compresor para facilitar su uso. Los modelos de Böllhoff consiguen reducir el tiempo de montaje hasta en un 75%.

La gama de remachadoras HUCK ofrece hasta 10 modelos diferentes, nueve de ellos son remachadoras y un grupo hidráulico de remachado diseñado para altos volúmenes de fabricación. Las remachadoras neumáticas son tres de ellas, los modelos 202V, 2025LB y HUCK 254, todos ellos oleoneumáticos. En la web de Böllhoff aparecen descritas todas las características de cada uno de los modelos, así como el modo de colocación de los remaches de collar HUCK.

Estas herramientas y equipamiento industrial es de gran utilidad en sectores como el aeronáutico, las energías renovables, la industria ferroviaria o el sector del automóvil, así como en la construcción.

¿Qué consideraciones debemos atender para adquirir una buena remachadora?

Más allá de remachadoras manuales, hidráulicas o neumáticas, que indican la idoneidad de su uso en ambientes domésticos o industriales, la elección de este equipamiento está muy determinada por aspectos como la boquilla, el mango y el tipo de remaches. La cuestión del precio, siempre conflictiva, es también relevante y debemos buscar siempre modelos que se ajusten bien al uso que se le va a dar y respondan con una buena relación calidad – precio y garantías de utilización.

Con la boquilla lo más interesante es optar por modelos que tienen boquilla intercambiable, pues estos permiten usar remaches de diferentes tamaños sin necesidad de cambiar de remachadora. Esto hace que la herramienta sea más versátil.

A la boquilla se suma el mango. Por norma general, las remachadoras son todas ergonómicas, es decir, se adaptan perfectamente al brazo y la mano, son cómodas de sostener y trabajar con ellas. No obstante, en la ergonomía hay que buscar igualmente la firmeza en el tacto y evitar que la remachadora se deslice de las manos con el sudor. La remachadora neumática de Böllhoff, todos sus modelos, están diseñados siguiendo este criterio de autonomía y fácil agarre.

El tipo de remaches a colocar interviene también en la elección de remachadora porque dependiendo de las superficies a unir habrá que optar por una u otra herramienta. Las remachadoras con remaches de aluminio son las que mejor se ajustan a los materiales blandos, pero si en cambio hay que trabajar con materiales duros, estos remaches no son de gran utilidad y es mejor optar por remaches de acero.

Para superficies exteriores, el acero es también un buen material, pero preferiblemente ha de ser acero inoxidable. Las inclemencias meteorológicas pueden también jugar una mala pasada debido a las altas temperaturas. En ese caso la mejor opción son los remaches de cobre o de latón.

Los remaches son, habitualmente, de collar o estructurales. Las remachadoras HUCK son válidas para ambos cierres, lo que las convierte en una buena elección tanto por su versatilidad como por el prestigio de Böllhoff.