Connect with us

Sociedad

Propósito para el 2021: estudiar un MBA

Publicado

el

Con la llegada de un nuevo año e incluso una nueva década, es el momento perfecto para realizar un balance, plantearse retos y objetivos relativos a la vida personal y profesional e iniciar una nueva etapa con los mejores ánimos. Los que optan por avanzar en su carrera profesional suelen establecer como meta estudiar un MBA para conseguir el éxito laboral a medio-largo plazo.

Los MBA o Máster en Administración de Empresas son los postgrados más cotizados actualmente por empresas en general así como las encargadas de procesos de selección tanto a nivel nacional como internacional. El motivo de su prestigio es que otorga al estudiante el desarrollo de habilidades directivas y una preparación para la resolución de problemas de carácter difícil con toma de decisiones de alto riesgo empresarial.

Motivos para matricularte en un MBA en 2021

Los MBA pasaron de ser una opción accesible sólo para altos ejecutivos, a convertirse en un requisito casi indispensable para los profesionales que desean desenvolverse con éxito en el área empresarial o de los negocios. No importa el cargo actual ni las responsabilidades o ámbito de especialización donde se desarrolle la actividad laboral, ahora ser MBA es una condición tanto para aspirar a nuevos trabajos, crecer dentro de una organización, emprender un modelo de negocio o ser contratado para un atractivo puesto de trabajo. 

Sin embargo, aún hay personas que desean mejorar su situación laboral pero no tienen el impulso o la valentía para inscribirse en un programa como el MBA, a pesar de ser el instrumento más válido para alcanzar los objetivos laborales. Prueba de ellos es que en el Principado de Asturias, las empresas solicitan perfiles con estudios como el MBA en Oviedo por las habilidades específicas, competencias y cualidades con las que cuentan para garantizar el logro de resultados exitosos de las compañías.

Apostar por la formación para actualizar y añadir valor al currículum 

Es el primer motivo por el que tantos profesionales optan por hacer el postgrado Máster Business Administración (MBA). Sin duda, este programa es sinónimo de una formación completa y apropiada para ejercer cargos de alta responsabilidad en cualquier organización, sector o industria, lo que le añade un valor considerable al currículum de la persona que lo realiza.

Por otro lado, resulta muy atractivo para los empleadores el currículum de un candidato a una plaza o vacante que demuestra interés y compromiso por formarse y haya completado un programa exigente de estudios. Un título máster en Administración y Dirección de empresas demuestra dedicación y determinación, pero también es un signo de que se han adquirido conocimientos actualizados en gestión de empresas que pueden ser útiles para la organización por el prestigio de las instituciones y escuelas de negocios que lo imparten.

Es un título demandado por empresas y el más vistos en plataformas de educación como Emagister

La mayoría de las empresas requieren títulos MBA para cubrir sus puestos por la capacidad para trabajar y liderar equipos que va implícito en un profesional que ha superados estos estudios en gestión y dirección empresarial. Es por ello que los responsables de contratación de las empresas procuran buscar graduados Master of Business Administration por su saber en gestionar crisis, encontrar soluciones a problemas complejos y tomar decisiones arriesgadas, pero tras un análisis previo que garanticen buenos resultados.

No hace falta más que ver la excelente valoración y opinión de alumnos en Emagister  sobre la experiencia de estudiar un MBA para validar que existe un patrón: potencia las carreras, ayuda a desarrollar habilidades directivas, otorga valor profesional y es un instrumento muy poderoso para crear relaciones profesionales y empresariales.  

3 beneficios de estudiar un MBA

Es probable que surjan dudas sobre si es buena idea plantearse como propósito estudiar un MBA, en especial porque requiere determinación, esfuerzo e inversión de tiempo y dinero. Aún así, vale la pena poner en una balanza los beneficios que ofrece este Máster en Administración y Dirección de Empresas para determinar si esta inversión va a ser recompensada en el futuro.

Hacer networking

Crear redes de contactos de elevado nivel profesional es uno de los mayores beneficios de estudiar un MBA. Las relaciones que se construyen con compañeros, docentes y líderes empresariales son un recurso efectivo y muy beneficioso para el aprendizaje y desempeño profesional. Estas conexiones perduran en el tiempo y ofrecen oportunidades de crecimiento o de desarrollo de negocios que de otra forma no llegarían a suceder en períodos tan cortos de tiempo. 

Estudios realizados por la red social LinkedIn indican que más del 80% de los profesionales estiman que contar con una red es fundamental para el éxito profesional. La asistencia a eventos organizados por la Escuela de Negocios, unirse como socio a instituciones empresariales como las Cámaras de Comercio, o pertenecer a incubadoras son también recursos muy utilizados por los graduados MBA. En estos espacios se expanden y fortalecen los lazos entre profesionales donde se recibe apoyo, asesoramiento e información sobre oportunidades de empleo en diferentes sectores de actividad económica.

Desarrollar habilidades directivas

Uno de los puntos fuertes de los MBA es justamente el desarrollo y aprendizaje de competencias específicas en dirección empresarial. Estas habilidades directivas abordan la gestión de las principales áreas y funciones clave de una empresa: finanzas corporativas, estrategia, marketing, operaciones, etc. A lo largo del curso los estudiantes entrenan  habilidades y competencias específicas siendo capaces de comprender y analizar informes financieros, desarrollar una visión general de la empresa y del mercado, analizar situaciones problemáticas y planificar acciones resolutivas en las áreas funcioales de la empresa sumadas a la capacidad para detectar factores clave en una base de datos amplia.

Además de estas habilidades también un MBA está enfocado en el entrenamiento y domino de skills como el liderazgo, pensamiento estratégico, gestión de proyectos y habilidades comunicativas, de negociación y de gestión del tiempo.

Las habilidades mencionadas son esenciales para realizar tareas directivas en una empresa permitiendo canalizar los esfuerzos de los equipos de trabajo para alcanzar con mayor garantía los objetivos de la organización, y orientar las acciones a ejecutar en un escenario de crisis, como por ejemplo, el que está actualmente afectando a la mayoría de las empresas por la situación de incertidumbre frente al Covid-19.

Mayor seguridad laboral de los graduados MBA

Con un panorama laboral donde los cambios son cada vez más rápidos y en el que la incertidumbre se ha generalizado tanto en el mercado laboral como en la actividad de las empresas, es más necesario que nunca encontrar soluciones creativas y lo más importante tener una sólida formación. Realizar un Máster en Administración y Dirección de Empresas aporta múltiples beneficios al estudiante y la seguridad laboral es uno de ellos, que se traduce en obtener una tranquilidad de cara al futuro profesional. El conocimiento adquirido, las habilidades desarrolladas en un programa MBA convierten al titulado en un profesional de alto valor en relación a otras similares para trabajar en cualquier equipo, negocio o industria. De la misma manera, cuenta con el perfil y potencial para activar el espíritu emprendedor y plantearse la posibilidad de ser su propio jefe poniendo en marcha un idea de negocio totalmente innovadora.

El conocimiento y visión empresarial que se desarrolla en un Máster MBA ayuda a comprender el funcionamiento del mercado desde una perspectiva global. Esto contribuye a ganar estabilidad laboral en el sentido que la confianza obtenida en su desempeño puede hacer que sea capaz de realizar múltiples tareas, desde lanzar nuevos productos, organizar y administrar un departamento o como se indicó anteriormente, iniciar un negocio propio.

Como conclusión, hacer balance de debilidades y fortalezas con el fin de conseguir objetivos, formarse e invertir en conocimientos siempre producirán beneficios. Este 2021 puede ser el año de la reinvención, de la especialización y de construir una red de apoyo para labrarse e iniciar el camino hacia el éxito profesional. Actuar, perder el miedo y alcanzar al objetivo más desafiante, se convierten en el mantra de muchos profesionales que decidieron estudiar un MBA como impulsor para afrontar el futuro con mayores probabilidades de éxito.

 

Advertisement

LO MÁS VISTO !!