¿Por qué nos duele la espalda?

dolor de espaldaEl dolor de espalda es uno de los dolores más molestos y habituales que hay. De hecho, en nuestro país, el dolor de espalda es uno de los principales motivos por el que nos españoles acudimos al médico o solicitamos la baja en el trabajo, y es que todos, en algún momento, padecemos, hemos padecido o padeceremos dolor de espalda.

El principal problema es que en muchas ocasiones el dolor de espalda aparece de la noche a la mañana, y no sabemos el motivo. Asimismo, dado que es un dolor muy habitual, mucha gente no le presta importancia y lo trata como algo cotidiano, lo que hace que el dolor vaya a más y pueda derivar en otros problemas de salud más graves.

Conscientes de ello, a continuación te vamos a contar los principales motivos por los que nos duele la espalda, y cómo evitar ese dolor. De modo que si te duele la espalda o eres propenso a que te duela, presta atención y toma nota porque esto te interesa.

Principales motivos del dolor de espalda

Mala postura al sentarnos

La principal causa del dolor de espalda es una mala postura al sentarnos. Esto ocurre especialmente entre aquellas personas que trabajan en una oficina y pasan gran parte del día sentados, en estudiantes de instituto o universidad, que además de una mala postura hay que añadir que por lo general no utilizan sillas muy apropiadas, así como en gamers que pasan muchas horas al día jugando a videojuegos.

Y esto se debe a que la mayoría de gente no sabe cómo sentarse correctamente, lo que provoca que a medida que va pasando el tiempo sentados, vayan apareciendo molestias que poco a poco, van a más.

Y es que, al sentarnos, la espalda debe estar perfectamente apoyada sobre el respaldo, evitando estar ligeramente inclinados hacia adelante. Asimismo, también es importante que los pies estén apoyados sobre el suelo o un reposapiés, para que los pies no queden colgando, ya que esto propiciará posturas inadecuadas.

Para ello, lo primero es ajustar el asiento a la altura de la mesa, para que cuando estemos sentados, al apoyar los brazos sobre la pesa, estos formen un ángulo de 90 grados.

Excesiva presión en los músculos o ligamentos

El dolor también aparece debido a una excesiva presión en los músculos o ligamentos de la espalda. Y esta excesiva presión puede aparecer a causa de realizar un gran esfuerzo de forma repentina, lo que podría ejercer una elevada presión sobre la espalda y la columna vertebral, así como al agacharnos y levantarnos muy rápidamente.

Artritis

La artritis es otra de las causas del dolor de espalda, ya que este trastorno afecta directamente a la zona lumbar. Además, en los casos más graves, incluso podría reducir el espacio alrededor de la médula espinal, lo que se conoce como “estenosis del conducto vertebral”, provocando grandes molestias.

Hernia discal

Junto a la artritis, la hernia discal también provoca importantes molestias en la zona de la espalda. Esto se debe a que los discos actúan como amortiguadores para las vértebras de la columna, y cuando estos no funcionan correctamente, ya sea por una ruptura o protuberancia, podrían ejercer una fuerte presión sobre un nervio.

Osteoporosis

La osteoporosis es un problema que debilita los huesos, pudiendo provocar fracturas en las vértebras de la columna por pequeños golpes o caídas, debido a que los huesos están mucho más frágiles y porosos.

Tips para prevenir el dolor de espalda

Mantén una buena postura

Lo más importante para evitar el dolor de espalda es mantener una buena postura en todo momento, tanto cuando estemos sentados, tumbados o de pie.

Es importante que la espalda siempre esté erguida, ya que de lo contrario aumentará el estrés en los músculos de la espalda, provocando molestias que irán aumentando poco a poco.

Aquí queremos hacer especial hincapié en la importancia de utilizar una buena silla y un colchón de calidad, que nos aporten el apoyo adecuado a nuestra espalda.

Ejercicio físico

En muchas ocasiones, el dolor de espalda se debe a que los músculos de la espalda están demasiado débiles, lo que provoca que al mínimo esfuerzo aparezcan molestias.

Por ello, hacer ejercicio es clave para prevenir dolores de espalda, para así reforzar y aumentar la resistencia de tu espalda, conseguir que los músculos funcionen mejor y evitar lesiones. Eso sí, si no estás acostumbrado al ejercicio físico, es importante que comiences con actividades de bajo impacto, como podría ser caminar o nadar.

Evita el sobrepeso

Por otro lado, el sobrepeso también puede provocar dolor de espalda, ya que un peso excesivo podría ejercer presión directa sobre los músculos de la espalda y los ligamentos de la columna. De modo que si tienes un peso superior al recomendable, deberías tratar de adelgazar. Deshacerte de esos kilos de más te ayudará enormemente a aliviar las molestias en la espalda.