Nuevo tren nocturno europeo conecta Viena con Bruselas

(dpa) – Sólo 40 kilogramos de emisiones de dióxido de carbono contra los 410 kilogramos que genera un viaje en avión atravesando Europa. Con esas cifras se promociona el nuevo tren nocturno de Europa, que lleva a los viajeros desde Viena a Bruselas desde finales de enero.

El lanzamiento de este servicio se produce justo cuando los países europeos debaten la necesidad de ampliar su red ferroviaria para los pasajeros preocupados por el impacto ambiental de los vuelos.

Este nuevo servicio de la empresa estatal de ferrocarriles de Austria ÖBB sale los domingos y los miércoles de Viena, a las 8:38 pm, y de Innsbruck, a las 8:44 pm, rumbo a Bruselas. El regreso es un día después (lunes y jueves).

El viaje de Viena a la capital belga incluye escalas en Núremberg, Fráncfort y Colonia, entre otras ciudades.

Otro tren nocturno operado por ÖBB comenzará a circular próximamente desde Innsbruck a Bruselas vía Múnich.

Un bed and breakfast de 14 horas

Los dos trenes con asientos, literas y coches cama demoran unas catorce horas en recorrer la ruta desde Viena o Innsbruck.

El vicepresidente del Parlamento europeo, Othmar Karas, dio la bienvenida a esta nueva conexión nocturna, que facilitará a los jóvenes el acceso a Bruselas y a las instituciones de la Unión Europea con sede allí al tiempo que contribuye a la lucha contra el cambio climático.

Tras años de deterioro y recortes en los servicios de trenes nocturnos mientras las compañías aéreas de bajo costo crecían, ÖBB se topó con un creciente número de pasajeros interesados en el horario nocturno debido a las preocupaciones por el cambio climático y las emisiones causadas por los vuelos.

Pero aunque suena tentador, el nuevo tren, por el momento, es más adecuado para turistas que para trabajadores, ya que llega a Bruselas a las 11 am, cuando ya la jornada laboral comenzó hace tiempo.

ÖBB adquirió el negocio de los trenes nocturnos de la alemana Deutsche Bahn hace tres años y ofrece conexiones a Berlín, Hamburgo, Zúrich y Roma. La empresa austriaca anunció que ampliará el servicio en los próximos años