Liberbank gana 41 millones hasta junio de 2020

Foto: Marta Fernández Jara – Europa Press

(EUROPA PRESS) – Liberbank obtuvo un beneficio neto atribuido de 41 millones de euros en el primer semestre del año, un 43,8% inferior a las ganancias logradas durante el mismo periodo del ejercicio anterior, como consecuencia al realizar una provisión de 121 millones de euros, que supone multiplicar por ocho los saneamientos registrados a junio de 2019.

Del total de las dotaciones, casi la mitad, 68 millones de euros, corresponden a saneamientos del crédito para afrontar el nuevo entorno macroeconómico resultante de la crisis derivada de la expansión del coronavirus. La entidad ha calificado esta decisión como “un ejercicio de prudencia y de anticipación”.

Asimismo, el margen de intereses alcanzó los 259 millones de euros hasta junio, con un incremento del 12,6%, mientras que los ingresos por comisiones se elevaron un 50,8%, hasta los 136 millones de euros, por el impacto de la incorporación de 38 millones de euros de la comisión complementaria por la novación del contrato con Caser.

Por su parte, los resultados por operaciones financieras se mantuvieron en apenas 5 millones de euros y la partida de otros resultados de explotación –que incluye la aportación al Fondo Único de Resolución o el impuesto sobre depósitos, entre otros conceptos– restó 29 millones, un 10,9% más que en el mismo periodo de 2019.

En consecuencia de lo anterior, el margen bruto de Liberbank se elevó un 16,8%, hasta situarse en los 396 millones; los gastos se elevaron un 1,1%, hasta 175 millones; y el margen de explotación alcanzó los 200 millones, con un incremento del 39,5%. El coste del riesgo se situó en los 53 puntos básicos.

Respecto a la solvencia, la entidad situó su ratio de capital de máxima calidad CET 1 ‘fully loaded’ en el 14%, al igual que la ratio de capital Nivel 1, con un aumento respectivamente de 127 puntos básicos en comparación interanual. Además, el capital total alcanzó el 15,7%.

En términos de liquidez, Liberbank mantiene una “sólida posición”, reflejada en la financiación del crédito con depósitos minoristas (Loan to Deposit), que se situó en el 98%; en la ratio de liquidez a corto plazo (LCR), con un nivel del 233%, y en la ratio de disponibilidad de recursos estables (NSFR), que alcanzó el 121%.

LIMPIEZA DE ACTIVOS ‘TÓXICOS’

Por otro lado, Liberbank continuó con el proceso de reducción de activos ociosos y de mejora de la calidad de los mismos en el primer semestre, disminuyendo tanto el volumen de dudosos como la cartera de adjudicados.

En este sentido, el volumen de dudosos se colocó en 806 millones de euros, lo que supuso una reducción interanual de 204 millones de euros o un 20,2%. La tasa de mora bajó al 3,09%, lo que supone 103 puntos básicos de mejora en los últimos doce meses.

Paralelamente, el banco continuó con la reducción de la cartera de adjudicados, que en el último año disminuyó un 22,2% debido a la venta de activos, principalmente en operaciones minoristas y, sobre todo, de suelos (un 54% del total).

En conjunto, la cartera de activos improductivos (dudosos y adjudicados) se redujo en el último año en 590 millones de euros, lo que representa una disminución interanual del 21,4% y una mejora de la ratio de activos improductivos (NPAs, por su siglas en inglés) de 2,6 puntos porcentuales en el último año, hasta situarse en el 7,9%.

En lo que se refiere al balance, Liberbank registró un crecimiento interanual hasta el segundo trimestre de 2020 del 13,9%, alcanzando los 45.824 millones de euros.

La inversión productiva alcanzó al cierre del primer semestre los 25.270 millones de euros, lo que supuso un incremento del 7,4%. De su lado, la financiación hipotecaria aumentó su salvo vivo un 1%, que supone 149 millones de euros de incremento, a pesar de la alteración del mercado por el coronavirus. En el conjunto del año, la cartera hipotecaria alcanzó la cifra de 14.403 millones (+5%).

MÁXIMA PRUDENCIA EN LA GESTIÓN DEL RIESGO EN HIPOTECAS

Liberbank ha asegurado que el crecimiento de la financiación hipotecaria a familias se está realizando desde una estrategia de “máxima prudencia en la gestión del riesgo”: la cartera está formada por operaciones de primeras viviendas (92% del total), con un importe medio prestado sobre el valor de la vivienda (LTV) del 55% y una ratio de mora del 2,1%.

Así, en el primer semestre del año, Liberbank formalizó hipotecas por importe de 927 millones de euros, un 12% superior al mismo periodo del año anterior.

EL 5% DE SU CARTERA HIPOTECARIA, EN MORATORIA

Respecto a las medidas de apoyo a las economías familiares, Liberbank ha concedido la moratoria hipotecaria al 5% de su cartera hipotecaria, lo que supone una cuantía total de 776 millones. El 18% de las solicitudes se acogieron a la moratoria legal, de tres meses; otro 50% al sectorial, por un periodo de 12 meses; y el resto solicitaron ambas moratorias.

La financiación al consumo registró un retroceso del 0,8% en el segundo trimestre debido a las condiciones excepcionales económicas, si bien el saldo vivo en el conjunto del semestre experimentó un incremento del 2%, hasta 879 millones de euros.

La financiación a actividades productivas y administraciones públicas mejoró entre enero y junio, en gran medida por el impulso de las líneas de financiación con aval ICO.

El volumen total de la cartera crediticia de actividades productivas alcanzó los 6.132 millones de euros, un 6,2% superior al mismo periodo del año anterior. Hasta el 20 de junio se concedieron operaciones de financiación garantizadas a empresas por 1.614 millones de euros.

“La cartera de financiación a empresas está muy diversificada por sectores de actividad, con una exposición limitada en aquellos con mayor impacto previsto por el Covid 19”, ha añadido la entidad.