La figura del transitario en el transporte marítimo

transporteLos puertos españoles mueven cada año más de 600 millones de toneladas de mercancías. El transporte marítimo sigue experimentando un importante auge en los últimos años. Un medio económico y que tienen muy en cuenta algunas de las grandes empresas de nuestro país.

En cualquier operación de transporte marítimo internacional intervienen una serie de figuras. Una de las más imprescindibles es la del transitario. No en vano, es quien se encargará de gestionar, planificar y organizar todo lo relativo al envío, actuando en nombre del exportador o el importador.

AM Cargo, empresa transitaria

Una de las empresas españolas transitarias más importantes es AM Cargo. Fundada en diciembre del 2011 por un grupo de profesionales con una dilatada experiencia dentro del sector logístico nacional, en muy poco tiempo se ha hecho un enorme hueco entre las empresas transitarias más destacadas.

Uno de los servicios que lleva a cabo esta empresa es, precisamente, la del transporte marítimo de mercancías. En la actualidad, se estima que el transporte marítimo aglutina el 80% del comercio internacional de mercancías. Las rutas marítimas que conectan Asia-América, Asia-Europa y Europa-América son las más transitadas.

Dentro del transporte marítimo, en AM Cargo se ofrecen los siguientes servicios:

  • Transporte marítimo en contenedor completo
  • Grupaje marítimo
  • Transporte marítimo de mercancía refrigerada
  • Transporte marítimo de mercancía peligrosa
  • Transporte marítimo de mercancía rodante

El documento marítimo Sea Waybill

Uno de los documentos marítimos que, como empresa transitaria, gestiona AM Cargo es el Sea Waybill o documento de conocimiento de embarque. En él se recoge toda la información relativa a un contrato de transporte marítimo. En dicho contrato, se especifican las mercancías que se han embarcado y la responsabilidad que tendrá cada persona que se halle a bordo de la embarcación durante el transporte.

El Sea Waybill es elaborado por el responsable de la empresa naviera encargada de la operación logística de transporte marítimo. Una vez llegue al puerto de destino, se le entrega este documento al exportador o se le hace llegar de forma telemática.

Este es uno de los trámites burocráticos más complejos que tienen lugar en un proceso de transporte marítimo. La presencia de un transitario reducirá las complejidades de esta transacción para que todo se desarrolle de la mejor manera.

¿Por qué contratar a un transitario en el transporte marítimo internacional?

El transitario es la figura que actúa de intermediario entre las distintas partes que entran en juego en el transporte internacional. De hecho, es quien se encarga de centralizar todas las comunicaciones para agilizar los procesos. Además, hay que tener en cuenta que, por lo general, en el transporte marítimo nos encontramos con grandes volúmenes de carga.

Es por eso que se necesita de un transitario para que esté en contacto directo con las navieras, los puertos y los agentes de aduanas. El transitario cubrirá todas las operaciones del transporte de principio a fin, empezando por la recogida en el país de origen y concluyendo con la entrega en el país de destino.

El transitario es quien se encarga también de asesorar sobre la documentación y los requisitos aduaneros en destino. Es por eso que prepara y presenta la documentación requerida a la exportación. En esta documentación es donde entra el Sea Waybill, pero a su vez los documentos apropiados para el vendedor, el comprador o el banco pagador.

Otra de las tareas que lleva a cabo el transitario es reservar el espacio de carga necesaria en un buque. Por otro lado, también se ocupa de llevar las gestiones con los agentes de aduanas en el extranjero. De esta manera, se garantiza que todos los bienes y documentos cumplen con las regulaciones de aduanas.

Un transitario asesorará a las empresas y les indicará cuáles son las mejores rutas para el transporte que desean. Así no solo se garantiza que se cumplan los plazos de entrega, sino una mayor seguridad en los puertos de transbordo.

Una solución imprescindible y adaptada a cada empresa

Tal y como puede verse, la figura del transitario se hace imprescindible a la hora de realizar una operación de transporte marítimo internacional. Los servicios que ofrece son indispensables y obligatorios, aportando a sus clientes las mejores soluciones en materia administrativa y burocrática.

Lo cierto es que todo lo que concierne al transporte marítimo internacional está rodeado de acciones muy complejas. Sin una figura que tenga la experiencia de coordinar y planificar todo lo que se mueve alrededor de esta operación, los envíos podrán demorarse mucho más y las operaciones se ralentizarían.

La empresa transitaria AM Cargo ofrece soluciones adaptadas a las necesidades de cada uno. Es por eso que incluye también servicios de asesoramiento en todos los trámites, ocupándose de todo lo que se precise para que el transporte marítimo de mercancías se desarrolle de la mejor manera.