Hormigón impreso Madrid con Pavex y Galistar, la mejor solución para los suelos

Mejorar los espacios es algo que muchos hogares y empresas buscan, con el objetivo de hacerlos más funcionales, confortables y estéticos. En la actualidad existe una solución que hace uso del hormigón, siendo la opción más demandada en el mercado e instalado por dos empresas profesionales, lo que puede resultar perfecto para optimizar todo tipo de suelos.

Hormigón impreso Madrid

Variedad de opciones

Galistar es una empresa de hormigón impreso Madrid que permite a los clientes aprovechar diferentes tipos de opciones, para crear de esta manera espacios con acabados estéticos únicos.

A nivel estético, este hormigón cuenta con varios tipos de acabados, como el adoquín belga, el ladrillo plano, piedra de río, piedra irregular, baldosa espiga, incluso puede imitar la madera. Gracias a esto los clientes pueden elegir el diseño de hormigón que mejor se ajuste a sus gustos y a la decoración de sus espacios.

De igual manera, es posible elegir entre diversos tipos de colores y tonalidades, los cuales se pueden conseguir por medio de la pigmentación, sin que se deban utilizar tintes sobre la superficie del hormigón, siendo posible encontrar desde tonos crema o corcho, por ejemplo, que pueden contar con un acabado distintivo.

La amplia posibilidad de personalización que ofrece este hormigón, lo convierten en la mejor opción para tener suelos que puedan aportar una gran estética a los espacios en los que se coloquen, ya sea en espacios exteriores o interiores, tanto en hogares como en empresas.

En todo caso, la empresa Galistar puede asesorar a los clientes para que elijan los colores, los tonos y los acabados indicados, de acuerdo a las necesidades estéticas de sus espacios, para así conseguir los mejores resultados.

Son muchas las características de este hormigón, sin embargo, una de las más destacadas, es el precio de su aplicación. Con la empresa Pavex es posible encontrar un buen precio hormigón impreso Madrid, esto permite utilizarlo en la extensión y en la cantidad de espacios que necesiten los clientes, sin que esto resulte un duro golpe para el bolsillo.

El precio del hormigón se encuentra alrededor de 15 a 50 euros por cada m², sin embargo, para saber el precio final de todo el proyecto, se deben considerar varios factores importantes.

El primero es la cantidad de m² en los que se aplicará. La ventaja en este caso, es que la empresa puede ofrecer descuentos cuando se trata de un espacio muy extenso; mientras que si son pocos m² cuadros, su precio se mantendrá igual.

De igual manera, habrá que tener en cuenta la mano de obra y el tiempo a invertir, aunque en este aspecto el precio no es tan alto, dado que se trata de un hormigón fácil de aplicar.

En cualquier caso, la empresa realizará un presupuesto previo antes de proceder con el proyecto, gracias a esto, los clientes sabrán de antemano el precio de todo el trabajo y el tiempo exacto para su entrega.

En comparación con otros tipos de hormigón, el impreso es una de las opciones más económicas disponibles en el mercado.

Funcionalidad garantizada

Otro de los aspectos que convierte al hormigón impreso en la mejor opción para tener en los suelos, es su funcionalidad. Se trata de un hormigón con una gran resistencia, tanto a los golpes, a los agentes climatológicos, como a la lluvia, el sol, el viento o la nieve, así como al constante paso de personas y maquinaria, e incluso, a los rayones que pueda sufrir.

También impide que se forme maleza, dado que restringe la separación del suelo, provocando que no crezcan hongos y hierbas que puedan dañar la estética de los ambientes. 

Esta es una solución impermeable y antideslizante, por lo que resulta perfecto para colocarla en el exterior de los alrededores de la piscina, de esta manera se pueden prevenir posibles caídas y accidentes.

Por otro lado, su mantenimiento es muy sencillo, ya que no requiere productos o tratamientos especiales, de forma que con un poco de agua, jabón y una fregona, se pueden mantener en las mejores condiciones.