España inicia la era Luis Enrique con victoria ante Inglaterra, 2 a 1

Londres, 8 sep (dpa) – La selección española de fútbol estrenó la era Luis Enrique de la mejor manera, con una victoria de prestigio por 2-1 ante Inglaterra en su exigente debut en la Liga de Naciones de la UEFA.

El proyecto del nuevo seleccionador español arrancó en el icónico Estadio de Wembley con los goles de Saúl Ñíguez (minuto 13) y Rodrigo (32′) y buenas sensaciones respecto al objetivo que se marcó: evolucionar el juego de la campeona del mundo en 2010 y convertirla en un equipo menos previsible. Para la Inglaterra de Gareth Southgate anotó Marcus Rashford en el 11′.

Con hasta diez novedades en su convocatoria respecto a la España que no pudo pasar de los octavos de final en el pasado Mundial de Rusia, Luis Enrique apenas revolucionó su primer once como entrenador del equipo nacional.

El ex preparador del Barcelona optó por mantener a David de Gea en el arco, pese a la mediocre Copa del Mundo del arquero del Mancheter United y una defensa capitaneada por Sergio Ramos, con Nacho como compañero en el eje central, y Dani Carvajal y el recuperado Marcos Alonso en los laterales. En el mediocampo, la batuta se la repartieron Sergio Busquets y Thiago Alcántara, que marcaron la línea junto a Saúl e Isco, mientras que arriba formaron Rodrigo y Iago Aspas.

Ante una Inglaterra que también presentó cinco novedades respecto al grupo que alcanzó las semifinales en Rusia 2018, la apuesta le salió bien a Luis Enrique. La selección española dominó la posesión, tal y como pretendía su técnico, y le sacó provecho.

Si bien los de Southgate se adelantaron con un perfecto contrataque que culminó Rashford batiendo a su compañero de equipo, España apenas demoró dos minutos en replicar con una buena jugada de Carvajal. El lateral del Real Madrid cedió para Rodrigo, que ganó la línea de fondo y asistió para que Saúl rematara de primeras.

En el segundo tanto español, fue Rodrigo quien, entrando desde atrás, le puso el pie de manera impecable a una falta lanzada por Thiago.

El mediocampista del Bayern Múnich, en una gran actuación, se convirtió en el dueño del mediocampo. Y, a menudo, encontró en Rodrigo a su mejor receptor. El delantero del Valencia se desmarcó y se ofreció de manera constante.

De Gea, por su parte, justificó la confianza que le mantuvo Luis Enrique con dos atajadas decisivas. Las dos fueron ante Rashford, una en el primer parcial y otra en el minuto 80, y pudieron suponer el empate para los ingleses.

Animados por su victoria parcial, los españoles crecieron en una segunda mitad, que arrancó condicionada por la lesión de Shaw. Su marcha paració despistar a los de Southgate, que se sometieron al dominio del España.

El balón apenas duraba segundos en los pies de los ingleses que, cuando quisieron reaccionar, en unos minutos finales de infarto, toparon con la buena defensa española, el muro de De Gea y, finalmente, con el crono. Harry Kane, que en los prolegómenos del duelo recibió la Bota de Oro del Mundial de manos de su seleccionador, estuvo lejos de ser el delantero decisivo que le valió el premio en Rusia.

Welbeck, en el añadido de nueve minutos, vio cómo el árbitro le anulaba un gol por lo que pareció una clara falta a De Gea. Fue casi el último cartucho de los ingleses.

Los de Luis Enrique, menos efectivos de cara a puerta en un segundo parcial en el también participaron Marco Asensio, Sergi Roberto e Íñigo Martínez tuvieron un par de buenas ocasiones en los pies de Thiago y Saúl.

España sumó así la segunda victoria de su historia en el mítico Wembley -la anterior se remonta a 1981- y la primera en la era Luis Enrique, que se inició dejando buenas sensaciones. El triunfo suposo también los primeros puntos de la campeona del mundo en 2010 en la recién estrenada en la competición.

La Liga de Naciones es un torneo de carácter bienal en el que participan las 55 selecciones de las federaciones que conforman la UEFA.

Los equipos están repartidos en cuatro Ligas (A, B, C y D) en función de sus resultados y antecedentes. Cada Liga, a su vez, se divide en cuatro grupos con un sistema de ascensos y descensos. El primero de cada grupo se clasificará para el playoff que se disputará en junio de 2019.