Connect with us

Turismo

Dos lugares imprescindibles que visitar en Asturias: Los Lagos de Covadonga y la Ruta del Cares

Publicado

el

Se trata de los puntos más visitados del Parque Nacional de los Picos de Europa. Tanto el conjunto de lagos de origen glacial como la ruta de senderismo, reúnen algunos de los paisajes más espectaculares de España. En este artículo, todo lo que hay que saber para aprovecharlos al máximo.

Las magnificencias naturales del Parque Nacional de los Picos de Europa se han formado durante 300 millones de años para preparar el espectáculo con el que deleitan a quienes se animan a descubrirlo.

Se trata del segundo parque natural más visitado de Europa y su fama se debe, en buena medida, a dos de sus principales atracciones: Los Lagos de Covadonga y la Ruta del Cares.

Para quienes buscan la mejor ruta de senderismo que hacer en Asturias, una descripción de la ruta del Cares puede abrirles los ojos y tender una invitación muy apetecible de aceptar. Y aquellos que buscan maravillarse ante el conjunto de lagos glaciales más bonitos de España, encontrarán superadas sus expectativas en los Lagos de Covadonga.

Qué ver en Covadonga y ruta por los lagos

Con solo escuchar “Covadonga”, evocamos Virgen, localidad, santuario y Lagos. Y es que, aunque Covadonga es una pequeña parroquia en el concejo de Cangas de Onís, su entorno natural y la devoción a la Virgen, la han convertido en un destino turístico atractivo para todo tipo de visitantes.

De hecho, el Parque Natural de Picos de Europa es reconocido por albergar el Santuario del Real Sitio de Covadonga. Se trata de un conjunto monumental que incluye la Santa Cueva que alberga la Virgen de Covadonga, excavada sobre la roca del Monte Auseva.

Las cascadas y el intenso verde alrededor de este místico conjunto, junto a la tumba de Don Pelayo (primer Rey de Asturias), la tumba de Don Alfonso I y la Basílica de Santa María la Real, forman un paisaje digno de las mejores postales y con una interesante historia.

Por supuesto, los Lagos de Covadonga son el emblema de esta región. Se trata de un conjunto de lagos glaciales, el Enol, el Ercina y el Bricial, con unos paisajes de ensueño. La mejor forma de recorrerlos es a través de dos rutas de senderismo: la ruta Circular PR -PNPE -2 de unos 6 kilómetros, 100 metros de desnivel y unas dos horas de duración, o la ruta circular corta que pasa por los principales lugares de interés y suma unos dos kilómetros.

   Información de interés para recorrer los lagos de Covadonga

  • Horarios para acceso de vehículos: Dependiendo la época del año, suele haber restricciones, por lo cual es informarse previamente de los horarios vigentes al momento de la visita. De todas formas, la carretera solo cierra para subir (la bajada puede hacerse a cualquier hora) y cuando está cerrada, se puede subir en transporte público como buses o taxis turísticos.
  • Precios del parking: Cuando el acceso al tráfico no está regulado, se puede dejar el coche en el aparcamiento de la Buferrera y el Centro de Visitantes (plazas limitadas). Si el acceso está regulado, hay 4 zonas de aparcamiento disponibles para estacionar el coche y coger el autobús que llega hasta el Centro de Visitantes. El precio del parking es de 2€ por día para los vehículos particulares.
  • Horarios y precios de los autobuses: El primero sale a las 9 de la mañana y a las 18:30 horas sube el último. Cuesta 9€ para un adulto, 3,5€ para los menores de 12 años y gratis para menores de 3 años.

Ruta del Cares: La “garganta divina” de Asturias

La erosión del río Cares ha ido modelando unos desfiladeros inolvidables que pueden observarse y disfrutarse a lo largo de varios itinerarios señalizados. El más largo se inicia en la localidad de Posada de Valdeón y termina en Poncebos, completando unos 21 km. Aunque es un recorrido sencillo, su longitud requiere un buen estado físico y planificación de descansos y comidas.

La “Garganta Divina”, el tramo más transitado de esta Senda del Cares y suma 12 kilómetros por un desfiladero, dentro del trayecto señalado anteriormente.

Podemos diferenciar tres tramos en la Ruta del Cares:

  • Primer tramo: Puente la Jaya – Los Collados

Se trata de una subida de unos 2,5 kilómetros hasta llegar a los Collados, el punto de mayor altura de la ruta. Puede resultar algo incómodo por la pendiente y las piedras sueltas. En el camino se alternan paisajes imponentes con casitas abandonadas y unas preciosas compañeras de ruta: las cabras salvajes.

  • Segundo tramo: Los Collados – Puente Bolín

Desde los Collados, se inicia un tramo de unos 5 kilómetros prácticamente sin desnivel. Pasa muy cerca de cascadas y va ganando altura respecto al río, con espectaculares vistas del desfiladero.

  • Tercer tramo: Puente Bolín – Caín de Valdeón

Aquí se cruzan los ríos en dos oportunidades, permitiendo el acceso a las panorámicas más características de la Ruta del Cares. Para muchos, se trata de la parte más bonita del recorrido, con un espectacular túnel excavado en la roca, el ensanche del desfiladero hacia el valle, pozas donde es posible bañarse y las primeras casas de Caín de Valdeón.

Cómo hacer la ruta del Cares

Los senderos mencionados se pueden hacer por libre o bien contratar una excursión organizada con alguna de las empresas de turismo local. El precio de esta excursión oscila entre 30€ y 45€ por persona.

En los meses de verano, hay un servicio de autobús público que conecta Poncebos y Caín de Valdeón. Sale a las 16:30 dirección a Caín de Valdeón y a las 15:15 y a las 17:00 dirección Poncebos.

Cabe aclarar que la ruta del Cares solo se puede realizar a pie, las bicicletas y vehículos a motor no están permitidos.

Como recomendación final, es importante informarse sobre las condiciones climatológicas y planificar los tiempos de recorrido previendo momentos de descanso, hidratación y comida. Es una ruta de dificultas media y no es necesario tener experiencia en montañismo, aunque sí tener buen estado físico. Las recompensas del paisaje, bien valen el esfuerzo.

 

Advertisement

LO MÁS VISTO !!