Connect with us

Mascotas

“Dogscooting”: ¿Y si el perro saca a pasear al amo?

Publicado

el

(dpa) – Practicar deportes con el perro está muy de moda, ya sea que uno salga a caminar, en bici o… en monopatín. Es más, si salimos en scooter con el perro el asunto puede llagar a tomar bastante velocidad.

Kira, una pastora alemana, no puede esperar a que la amarren al scooter, que se parece un poco a una bicicleta. Da vueltas para todas partes esperando ansiosa la señal de largada de su amo, Mario Reitz. “¡Vamos!”, grita Mario, y Kira sale al trote.

“Es hermoso ver que ella pueda correr todo lo que quiera, que le dé rienda suelta a su energía y que, de algún modo, sea libre”, comenta Mario, que sale con Kira y su scooter desde hace aproximadamente dos años.

Kira es toda energía y se la ve agradablemente relajada cuando regresa a casa después de arrastrar a Mario varios kilómetros por el bosque. “Por la noche se echa sobre el sofá y está feliz”, comenta el panadero, que además disfruta de estar con Kira en la naturaleza. “Es una sensación grandiosa”, asegura.

Mario dio con el “dogscooting” cuando estaba buscando algo con lo que Kira pudiera descargar energía. Antes había intentado ocuparla con entrenamientos de búsqueda y de comportamiento u obediencia, pero cuando probó con el scooter, aprendió rapidísimo, cuenta su amo de 35 años. “Lo ejercitamos unas dos o tres veces y luego salió disparada, todo derecho”, recuerda.

El entrenador Markus Behr afirma que en Alemania está totalmente de moda. Es algo que existe desde hace años, observa, pero “encuentra cada vez más seguidores. Se podría decir que sigue siendo un boom”, observa. Behr dice que, en principio, se trata de un deporte que puede practicar cualquier perro al que le guste correr.

En general hacer deportes al aire libre llevando al perro como compañero es algo que se ve cada vez más. En el “canicross”, por ejemplo, amo y can van unidos de una correa y trotan al a par. En el “Bikejöring” el perro va atado a la bicicleta. Y también existe un entrenamiento con un vehículo de tres ruedas, el “dogtrike”, o con uno de cuatro ruedas, el “sacco cart”, que suele ser empujado por dos perros, apunta Behr, que tiene varios perros de trineo.

¿Qué es lo que hace tan interesante este tipo de deportes? “Lo mejor es esa sensación de ser realmente una unidad, de ser un equipo”, comenta Behr. Además, añade, genera satisfacción poder ofrecerle esa salida física y espiritual al perro.

Si alguien quiere probar la salida con scooter, debe informarse en particular sobre los tipos de amarres para el perro “para evitar cualquier tipo de lesiones internas”, explica el entrenador. “Además, si uno tiene un perro al que le gusta tirar, puede sufrir quemaduras de piel”, advierte. Es importante tener un buen asesoramiento previo. De todos modos, una vez que uno está en marcha, también es fácil detener todo el asunto. Cada scooter cuenta con dos frenos a los costados del manubrio, tal como en la bicicleta.

¿Este tipo de salidas son sanas para los perros? Por el momento las asociaciones protectoras de animales dicen no tener nada en contra de este tipo de deporte, siempre y cuando el perro esté “motivado”, lo haga en forma voluntaria y contento. Lo único a tener en cuenta es la edad del can para no sobrecargarlo. Tampoco es lo mejor anotarse para carreras o shows en los que se fuerza el rendimiento del animal, advierten los expertos.

Cuando Mario pasa rapazmente a 40 kilómetros entre quienes salen a trotar, atrae miradas. “Algunos están sorprendidos, otros de lo más entusiasmados”, relata. Y cuando le gritan que está maltratando al animal, “ignora los comentarios”. Mario asegura que hace varias pausas durante la salida para que Kira beba agua y se distienda. “Y en verano no salimos, hace demasiado calor”, asegura este panadero que disfruta tanto como Kira de las salidas.

Por Birgit Reichert (dpa)

Foto: Harald Tittel/dpa

Advertisement

LO MÁS VISTO !!