Descubre soluciones de origen natural para la patología del ojo rojo

Productos eficaces para mantener una buena la salud ocular, con ingredientes de origen natural. Están enfocados en aliviar las molestias del ojo rojo, así como de la irritación y/o la alergia ocular cualquiera sea la causa.

salud ocular

Se suele decir que las miradas se cargan de palabras, que son un reflejo del alma y la forma más profunda de entrar en contacto con otras personas. Por estos motivos, cualquier molestia en los ojos repercute considerablemente en nuestra calidad de vida y la comunicación con los demás.

De las patologías que afectan el sistema ocular, la del ojo rojo es una de las más comunes. El color se debe a que los vasos sanguíneos se hinchan o se dilatan y puede ser por motivos muy diferentes, desde una simple irritación hasta problemas de gravedad, por ello siempre es importante la consulta temprana a un especialista.

En este artículo brindaremos información sobre las causas de esta patología y los tratamientos de origen natural disponibles para aliviar sus molestias.

Causas de la patología del ojo rojo

De la noche a la mañana o en cuestión de pocos minutos, una persona percibe molestias en sus ojos y al cruzar un espejo descubre un color rojizo en su mirada. ¿A qué responde esta patología?

En general, puede haber tres tipos de factores desencadenantes de este mal tan común en la actualidad: medioambientales, intrínsecos o graves.

Las causas medioambientales tienen que ver con condiciones propias del entorno, muchas veces inevitables, como la polución o contaminación del aire, algún tipo de alérgeno o la sequedad del aire. Algunas causas medioambientales sí son evitables, como no estar en contacto con productos químicos o utilizar la adecuada protección, no exponerse prolongadamente al sol y evitar el humo de incendios o fumadores.

Con respecto a los factores intrínsecos, nos referimos a situaciones como la falta de humectación y lubricación en la superficie de los ojos, la presencia de una conjuntivitis (ya sea  viral o bacteriana) o el uso prolongado de lentillas. Debido a las jornadas laborales frente al ordenador y otros dispositivos electrónicos, esta patología también se ha incrementado.

Por último, también puede haber causas de mayor gravedad, relacionadas con una úlcera en la córnea, uveítis o trastornos autoinmunitarios, lesión o traumatismo ocular, glaucoma o infecciones.

Tratamientos naturales que respetan tus ojos

Evitar sustancias irritantes, lavarse frecuentemente las manos, no tocarse los ojos y usar toallas y ropa de cama limpias, son una forma efectiva de prevenir el enrojecimiento ocular. Pero una vez que aparecen los primeros síntomas, tenemos a nuestro alcance una serie de productos especilizados de origen natural y otras opciones.

“Cuidar la salud de los ojos empieza por el respeto a su equilibrio natural”, tal como comentan en Bañoftal, una marca áltamente especializada en soluciones eficaces de origen natural para las diferentes patologías oculares. Sus soluciones están basadas en una sólida investigación científica, con ingredientes de origen natural combinados con componente bio-compatibles que proporcionan la eficacia necesaria para mantener nuestros ojos sanos.

En efecto, los productos de esta línea, están formulados con los ingredientes necesarios para el bienestar de los ojos, pero sin contener los componentes que no les favorecen.

En caso de irritaciones ambientales, también es importante “realizarse baños oftálmicos para proporcionar una adecuada higiene ocular y aliviar las molestias, así como utilizar gotas lubricantes de efecto calmante en casos de irritación como puede ser el agua de hamamelis, el extracto de caléndula u otras plantas con un efecto descongestionante y calmante”, sugieren los especialistas al frente de los productos Bañoftal.

Cuando se trata de una infección viral, es posible solucionar el malestar aplicándose baños oftálmicos y limpiando la zona con toallitas oftálmicas. Pero si son bacterianas, requieren de tratamiento con antibióticos prescritos por un especialista.

¿Cuándo es momento de acudir al oftalmólogo?

Aunque la higiene y los tratamientos naturales son altamente eficaces para aliviar las molestias de esta patología, no hay que demorar la consulta a un especialista, sobre todo cuando no conocemos las causas y consecuencias que puede tener en nuestra salud ocular.

De las causas del enrojecimiento de los ojos mencionadas más arriba, algunas implican una intervención médica y otras pueden ser resueltas con un acertado consejo farmacéutico.

Los especialistas de Bañoftal, recomiendan que si transcurridos cinco días persisten los síntomas, es momento de acudir al oftalmólogo.

Recomendaciones para evitar las alergias oculares

En estas épocas y debido a los factores medioambientales propios de la primavera y verano, la causa más frecuente del enrojecimiento ocular son las alergias.

Desde la Academia Americana de Oftalmología, la señalan como el principal factor de la patología del ojo rojo y recomiendan evitar el contacto con alérgenos como el polen cuando esté en su punto más alto. “La concentración de polen suele ser más alta a la mitad de la mañana y al atardecer. Además, evite estar afuera cuando el viento sople polen. Cuando esté al aire libre, los lentes de sol o las gafas pueden evitar que le entre polen en los ojos”, sugieren desde esta Academia.

También recomiendan mantener las ventanas cerradas, usar el aire acondicionado tanto en el coche como en la casa y no utilizar ventiladores de ventana.

Si es el polvo de la casa lo que genera conjuntivitis alérgica, se debe intentar mantener los ácaros del polvo lejos de la piel y utilizar ropa de cama antialérgica, especialmente las fundas de almohadas.

En definitiva, hay muchas formas de evitar y/o tratar las molestias de nuestra salud ocular, siempre que sigamos estos hábitos y las recomendaciones de los especialistas.