Descenso del 95% de usuarios en los interurbanos públicos de Asturias

El número de personas que utilizan el transporte interurbano de autobuses ha descendido en el Principado un 95% respecto a los días laborales desde la entrada en vigor del estado de alarma por el COVID-19, el pasado 14 de marzo, por lo que únicamente se está moviendo el 5% de los usuarios habituales.

La evolución de viajeros de los servicios regulares concesionales, dependientes del Consorcio de Transportes de Asturias (CTA), muestra esta semana un descenso del 38% respecto a la pasada. Así, la media de usuarios del transporte público la semana pasada fue de 3.800, frente a los 2.375 de esta. Antes del confinamiento, 48.000 personas utilizaban los autobuses los días laborales.

El Gobierno de Asturias ha venido aplicando una serie de medidas imprescindibles de limitación de horarios y frecuencias para hacer frente de manera proporcional a la excepcionalidad de la crisis sanitaria, que conlleva la restricción de movimientos de personas y, por tanto, la limitación de movilidad. Además, solo se permite el pago con las distintas modalidades de tarjeta del billete único.

No obstante, el Principado garantiza el transporte a los trabajadores de servicios esenciales, como los centros sanitarios.