Consejos de moda, para viajes de negocio y la oficina.

Tiptop gestylt durch den Arbeitstag - Modetipps für BerufstätigePor Cosima M. Grohmann (dpa) – Generalmente, el camino del ropero al primer compromiso laboral en la mañana es lo suficientemente largo para que la ropa se arrugue. Si hay que dirigirse a una entrevista en otra ciudad o a una reunión de negocios en el extranjero, el traje o el vestido tienen que aguantar un vuelo o un largo viaje en tren. Además, si hace calor, aparece el sudor, sobre todo cuando se viaja a una región donde hace más calor que en el punto de partida.

“Es importante, antes de iniciar el viaje, saber qué clima me espera en el lugar de destino para elegir la ropa adecuada”, explica la personal shopper Britt Kiefer. “Para las regiones más frías, la ropa más apropiada es la de lana virgen ligera. Para las regiones más calurosas deberían escogerse telas finas que no se arruguen rápidamente. Generalmente, estas telas están compuestas parcialmente por poliéster”. Sin embargo, Kiefer admite que esta clase de ropa tiene la desventaja de se empiece rápidamente a sudar.

Otra personal shopper, Stephanie Zarnic, también desaconseja el uso de telas que contienen demasiado plástico. A las mujeres les recomienda jerséis ligeros. “También hay ropa de viscosa de un corte muy bonito que no se arruga y que es apropiada para una reunión de negocios”, dice Zarnic. “Las telas de lino no son apropiadas en absoluto, porque se arrugan desde el momento mismo en que una se sienta”.

Zarnic recomienda además, para los viajes en avión o tren, una vestimenta por capas: “Si se ponen varias capas de ropa, éstas se pueden quitar y volver a poner según el clima y la duración del viaje. Yo recomiendo darle la vuelta al blazer y doblarlo cuidadosamente”. Para viajar en avión es recomendable llevarse consigo un gran paño para usarlo como manta, “especialmente cuando la temperatura del aire acondicionado está demasiado baja”, dice Kiefer.

El blazer debería ponerse poco antes de llegar al destino, recomienda la asesora de imagen Katharina Starlay. “Durante el viaje conviene ponerse una prenda de punto en lugar de una chaqueta y no cambiarla por el blazer hasta que se llega al aeropuerto, a la estación de tren o en la última área de servicio de la autopista”.

Sin embargo, es mejor elegir ya en la tienda de ropa el blazer o el saco que aguante bien la jornada laboral. “Si usted estruja y sujeta durante unos momentos con la mano calienta la tela exterior, puede comprobar si la prenda tiende a arrugarse”, dice Starlay.

“En los viajes cortos muchas veces la mujer se halla ante el dilema de llevar ropa adecuada para diferentes ocasiones a pesar de la falta de espacio en el equipaje”, dice Kiefer. “Por esto, recomiendo elegir prendas que pertenezcan, en la medida de lo posible, a la misma familia de colores”. Por ejemplo, si hay algo azul en todas las prendas, estas se combinan bien. Por la noche, si va a asistir a una cena o a un acto cultural, la mujer debe cambiar el elegante pantalón por una falda y ponerse zapatos de tacón alto, por ejemplo, recomienda Starlay.

Para evitar que se arrugue la ropa en la maleta o en el equipaje de mano, las cosas pesadas, como los zapatos o el neceser, deben colocarse en la parte de abajo. Los sacos y las otras prendas deben estar arriba. “Las camisetas, los polos y los calcetines se pueden enrollar para rellenar con ellos los huecos de la maleta”, aconseja Zarnic. “Las cazadoras y los jerseys deben colocarse como un colchón para impedir que las prendas elegantes se desplacen de un lugar a otro”.

Para los vuelos largos, la ropa y los zapatos de reserva, que son absolutamente necesarios, hay que meterlos en el equipaje de mano, porque siempre puede ocurrir que el equipaje facturado se pierda. Por esto, hay que llevar en el equipaje de mano lo absolutamente necesario, recomiendan las expertas. Si se ha planeado una breve estancia en un hotel, Stephanie Zarnic recomienda hacer lo siguiente para quitar en un dos por tres las arrugas del pantalón, de la falda o de la camisa: “Hay que colgar la prenda en una percha en el baño y luego abrir el grifo del agua caliente de la ducha. El vapor de agua desarruga la ropa”.

Quien tenga que cumplir una jornada laboral dura no sólo debe estar en plena forma físicamente. “Tomar mucha agua y, de ser posible, nada de café y tomar comidas ligeras”, recomienda Britt Kiefer para tener una tez fresca y suficiente energía para afrontar una larga jornada de negocios. Además, recomienda usar un spray perfumado para el pelo que oculte el olor a comida, por ejemplo.

“Para las regiones calurosas también puede usarse un spray corporal para resfrescarse de vez en cuando. Esos sprays estimulan todo el cuerpo”, dice Kiefer. Y si el viaje tiene como destino un país más lejano o un mundo cultural totalmente diferente, conviene informarse previamente de cuáles son los colores y las formas de vestir que allí se consideran propios de un buen estilo, aconseja la experta en moda. “Muchas veces, las tradicciones son muy diferentes”.