¿Cómo mantener un cuerpo saludable?

Cada día estamos más concienciados de lo importante que es mantenerse saludables. Para ello es indispensable tener una dieta equilibrada, practicar deporte y descansar el tiempo suficiente.

Para muchos, la salud es el mayor haber que una persona puede poseer. La vitalidad es fundamental para poder disfrutar de la vida al máximo. Aunque nadie es inmune a las enfermedades, sí que se pueden tomar medidas para prevenir padecer algunas de ellas, y una dieta sana y equilibrada es clave respecto a esto.

En toda dieta saludable las frutas y las verduras deben tener una presencia notoria. Los organismos mundiales que tienen por objetivo mejorar la salud de la humanidad promueven el consumo diario de al menos cinco piezas de fruta o verdura. Siguiendo este consejo se conseguirían evitar, o retrasar, padecer enfermedades del tipo cardiovasculares, degenerativas, etcétera.

Los zumos

El consumo diario de frutas y verduras no debería suponer complicación alguna para las personas, pero lo cierto es que en muchos hogares no se consigue seguir esta recomendación. Quizás el ritmo de vida hace que no podamos disponer del tiempo suficiente para cocinar unas verduras o para disfrutar de comer una manzana tranquilamente. Para que ésto no suponga un impedimento, los grandes fabricantes de electrodomésticos han diseñado aparatos de cocina que facilitan esta labor, como las licuadoras, que convierten en zumo cualquier tipo de vegetal.

Las licuadoras

Actualmente, en el mercado existen dos tipos de electrodomésticos de cocina diseñados específicamente para la extracción del zumo de las frutas y verduras: las licuadoras de prensado en frío, y las de extracción centrífuga. Estas últimas, hasta hace pocos años, eran las que dominaban el mercado, pero los avances tecnológicos han conseguido que las de prensado en frío ofrezcan unos mejores resultados.

Los productos de la tierra contienen muchas enzimas y vitaminas beneficiosas para el cuerpo humano. Por ello, cuanto mayor sea el poder de conservación de estos elementos, en el momento de la extracción del jugo, mayor será el beneficio. En este aspecto es donde las licuadoras de prensado en frío son superiores a las centrífugas. El licuado es más lento, por tanto menos agresivo, evitando de esta forma que el fruto se oxide y garantizando una mejor conservación de las propiedades.

Los beneficios

Algunos investigadores han catalogado los beneficios del consumo de zumos naturales en función del color obtenido en su extracción. De esta manera, podemos encontrar una amplia variedad de diferentes tipos de zumo. Algunos de los más conocidos son el verde, el naranja y el rojo.

El brócoli, la lechuga, el kiwi, el pepino, el calabacín y un largo etcétera de productos de color verde son muy saludables para el organismo. Estos alimentos contienen propiedades que ayudan a evitar síntomas como el cansancio y la fatiga. Además, contribuyen a un mejor funcionamiento cardiovascular, por ello pueden prevenir afecciones como el infarto.

Tomarse un zumo verde A diario es la ayuda perfecta para afrontar el día con energía y vitalidad.

La zanahoria, el mango, la calabaza y el melocotón son algunos de los alimentos que componen el grupo de los zumos naranjas. Los beneficios de su consumo se reflejan en un sistema inmunológico más fuerte y en la conservación de una capacidad de visión óptima.

Tomarse un zumo de naranja es la mejor vacuna para evitar contagios.

El tomate, el pimiento rojo, las granadas, las fresas y la remolacha forman parte de las frutas y verduras del grupo de color rojo. Las propiedades de estos alimentos son absorbidas por la piel, de esta manera se refuerza su capacidad de resistir los efectos adversos a la exposición de los rayos solares y a un ambiente cargado por el humo del tabaco.

Tomarse un zumo rojo permite cubrir la piel con una capa protectora, tal y como el barniz lo es para para la madera.

Tener un cuerpo saludable requiere esfuerzo y concienciación. Lo que ingerimos tiene repercusión directa en nuestra calidad de vida y las dietas equilibradas son aquellas que se fundamentan en un consumo significativo de frutas y verduras. Los zumos son los grandes aliados para poder incorporar estos alimentos al menú diario.