Cómo gestionar una situación de crisis en las empresas

Contar con una consultoría estratégica que se encargue de la gestión del proceso resulta fundamental a la hora de dar viabilidad al negocio

A lo largo de los años, la mayoría de las empresas y de los negocios suelen pasar por algún momento delicado económicamente hablando, el cual provoca que los dirigentes de las mismas tengan que tomar decisiones drásticas que aseguren su supervivencia. Momentos de crisis económica, en los que la mejor solución es contar con un equipo gestor o con una consultoría estratégica eficiente que sea capaz de resolver el proceso con éxito.

Las empresas que no son capaces de adoptar este tipo de decisiones lo acaban pagando caro, y en la mayoría de los casos éstas terminan echando el cierre. Por ello, ante una situación de crisis en la empresa es importante contar con una consultoría estratégica que sepa qué pasos hay que seguir para asegurar la viabilidad del negocio en todo momento.

La gestión de crisis dentro de una empresa no es una tarea fácil, por lo que lo primero que se debe hacer es buscar algún método de financiación para empresas en crisis que permita salir adelante durante los primeros meses. Si esta opción no fuera viable, es bastante probable que la empresa se tenga que enfrentar a otros procesos financieros más complejos como el concurso de acreedores.

Cómo buscar financiación para salir de una situación de crisis en la empresa

Para gestionar una situación de crisis económica en una empresa, resulta fundamental contar con la ayuda de expertos profesionales en la materia. Es decir, es necesario trabajar codo con codo con algún experto en gestión de crisis que forme parte de una consultora estratégica con larga experiencia en la resolución de este tipo de situaciones financieras.

Un ejemplo de este tipo de consultoras estratégicas lo encontramos en Dipcom Corporate, una consultora con gran trayectoria en el sector que cuenta con la participación de expertos en gestión de crisis en las empresas como Igor Ochoa. Una consultora estratégica, que desde el primer momento se encarga de analizar la situación real de la empresa para saber de dónde puede obtener financiación.

Una de las primeras opciones y de las más utilizadas es la de pedir un préstamo bancario, siempre y cuando la empresa no tenga grandes deudas con alguna entidad financiera, y sobre todo cuando la empresa se encuentre en un momento de falta de liquidez puntual.

Cómo pedir un préstamo bancario para salir de una situación de crisis en empresas

Pedir un préstamo bancario no funciona en empresas que acumulan grandes deudas, puesto que las entidades bancarias necesitan obtener una serie de avales antes de conceder este tipo de operaciones económicas. Para este tipo de empresas, que por desgracia, cuentan con un agujero económico muy importante, lo más recomendable es intentar un proceso de refinanciación de las deudas.

Un tipo de proceso financiero, que se basa en el retraso de los vencimientos de deuda con financiación adicional. Es decir, la empresa en cuestión tiene que ponerse en contacto con las entidades bancarias, con los inversores privados y con las instituciones con las que ha contraído las deudas para intentar redefinir los créditos.

Otras opciones de financiación para salir de una situación de crisis

Buscar financiación externa o intentar renegociar las deudas contraídas, deben ser las primeras opciones a tener en cuenta por cualquier empresa que se encuentre en una situación de crisis económica, sin embargo, hay empresas que no pueden acogerse a este tipo de medidas debido a las grandes deudas económicas que han contraído.

Por ello, lo más recomendable es poner en manos de auténticos expertos en la materia como las consultoras estratégicas que hay disponibles en el mercado. Estas saben perfectamente cómo tratar una situación de crisis en las empresas, y por ende, aconsejarán en todo momento qué acciones hay que tomar en función de cómo se desarrollen los acontecimientos.

Una de las opciones más utilizadas es la de confiar la situación económica de la empresa a alguna sociedad de capital riesgo, para que se encargue de conseguir una mayor diversificación del riesgo en sus carteras de inversión. Por otro lado, también está la opción de vender una parte de la empresa o incluso la totalidad de misma, ya que en el mercado hay una gran multitud de inversores dispuestos a adquirir participaciones de empresas en mala situación económica.

Contar con expertos en gestión de crisis, la mejor opción para dar viabilidad al negocio

Como ya se ha comentado anteriormente, antes de tomar ninguna decisión precipitada que pueda perjudicar más aún a la situación económica de la empresa, es importante ponerse en contacto con auténticos expertos en gestión de crisis.

Contar con un equipo gestor o con una consultoría estratégica eficiente es fundamental para superar la situación de crisis económica en la empresa, ya que estos saben perfectamente qué decisiones hay que adoptar en cada momento. Es el caso de la consultora estratégica Dipcom Corporate, que tiene una solución integral para abordar esta realidad financiera desde todos los ángulos.