Asturias tendrá una nueva estrategia de vacunación frente a la gripe

La Consejería de Sanidad impulsa un cambio en la estrategia de vacunación antigripal para conseguir la máxima protección de las personas incluidas en los grupos de riesgo, de forma que se ofrecerá a cada una de ellas la vacuna que garantice la mayor inmunización, en función del grupo de edad al que pertenezca.

Este cambio comenzará a aplicarse en otoño, al inicio de la campaña de la próxima temporada, e implicará el uso de una vacuna reforzada con un adyuvante, una sustancia química que mejora la respuesta inmune, para el grupo mayoritario: el de los mayores de 64 años. Hasta ahora, este tipo de inmunización solo se aplicaba a personas de esta edad institucionalizadas.

Por otra parte, a los menores de 65 años incluidos en los grupos de riesgo se les suministrará una vacuna tetravalente, que aumenta el espectro de protección frente a las variantes de los virus gripales B respecto a las trivalentes que se usaban hasta ahora.

Esta decisión, que cuenta con el respaldo unánime del Comité Asesor de Vacunas del Principado, se toma después de valorar meticulosamente las diferentes opciones posibles. Además, el Principado apuesta por difundir la estrategia entre los profesionales sanitarios y la población en general, con el propósito de aumentar la cobertura de inmunización y lograr que las ventajas del nuevo modelo se aprovechen al máximo.

El modelo que comenzará a aplicarse ahora mejorará notablemente la protección de la salud de los grupos de riesgo, al ofrecer a cada persona la vacuna más eficaz según su grupo de edad.

El cambio se produce tras analizar el comportamiento de la gripe en Asturias durante las dos últimas temporadas, en las que, aunque la incidencia de la epidemia fue moderada, se produjo una mayor afectación de personas de 64 años o más, con un aumento relevante de los casos graves y del número de fallecidos en este grupo.

También se ha comprobado que la estrategia de vacunación antigripal previa ofrecía una protección limitada en las circunstancias que se dieron en las dos últimas temporadas, con escasa concordancia entre los virus de la vacuna y los circulantes, y baja eficacia en personas mayores.

Recuperación de la vacuna de los seis años

Respecto a los problemas de abastecimiento de vacunas, Sanidad ha constatado una normalización de los suministros de casi todas ellas, con cierta limitación aún para la de la hepatitis B de adultos. Esta situación ha permitido recuperar la inmunización prevista a los 6 años (contra la tos ferina, la difteria y el tétanos) en todas las cohortes de edad afectadas por la suspensión temporal de la vacunación, y alcanzar coberturas superiores al 95%.

Salud Pública también ha acordado con el comité asesor un cambio en la pauta para las personas con alto riesgo de enfermedad invasiva por meningococo, para las que se indica una vacunación ampliada frente a todos los serogrupos, incluyendo la tetravalente frente a los serogrupos A, C, W e Y, y la vacuna frente al B. Asimismo, se acepta una adecuación de los tiempos de separación entre las vacunas contra el neumococo para conseguir mejor respuesta.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies