Alerta en España por un nuevo temporal

nieveA partir de hoy lunes, día 23, el norte de la Península y las islas Baleares sufrirán un nuevo temporal de viento, mar, lluvia y nieve que durará al menos hasta el viernes 27.

Durante la mañana del lunes un frente frío entrará por Galicia y atravesará la Península desde el noroeste hasta el sureste, dejando a su paso algunas precipitaciones no muy intensas en el tercio norte, de nieve en cotas medias y altas. Tras el paso del frente, y durante el resto de la semana, se establecerá un flujo intenso del noroeste entre un anticiclón atlántico centrado al este de Azores y una borrasca centrada en Italia.

Los vientos soplarán del noroeste, y podrán ser fuertes en las mitades norte y este de la Península y en Baleares durante casi toda la semana, con rachas que podrían superar los 90-100 km/h en el Cantábrico oriental, Pirineos, salida del Ebro, Ampurdán y Menorca, sin descartar otras zonas.

El estado de la mar será adverso en los litorales de Galicia, Cantábrico, Ampurdán, salida del Ebro y Baleares, sobre todo Menorca, y en menor medida en el mar de Alborán al final del periodo. Lo más destacado será la situación del litoral cantábrico durante el martes 24, puesto que se sumarán fuertes oleajes de mar de viento y de fondo, dando lugar a una mar combinada con olas de más de 8 metros, correspondiente a un aviso de nivel rojo.

Las precipitaciones serán persistentes en el extremo norte peninsular, con importantes acumulaciones a lo largo del temporal, sobre todo en el Cantábrico oriental y Pirineos, donde podrían superarse ampliamente los 100 mm en todo el episodio.

La cota de nieve oscilará a lo largo de la semana. El martes 24, tras el paso del frente frío, descenderá hasta unos 500-700 metros en el norte peninsular, para luego subir ligeramente el miércoles 25 al paso de un frente cálido y situarse en general por encima de los 1200 metros hasta el final del episodio. Las acumulaciones de nieve más importantes se prevén en los Pirineos, donde puede haber más de un metro de nieve nueva, y en el Sistema Cantábrico y zona norte del Sistema Ibérico.

La subida de la cota de nieve, al tiempo que se mantienen las precipitaciones persistentes, puede dar lugar a importantes deshielos en los sistemas montañosos afectados.

Las islas Canarias quedarán al margen de este temporal, si bien la posición del anticiclón hará que durante toda la semana soplen vientos del noreste que pueden dar lugar a avisos de fenómenos costeros de nivel amarillo.