Ursula von der Leyen: “La confianza es buena pero la ley es mejor”

(Europa Press) – La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha asegurado este miércoles que la Unión Europea está “dispuesta a ser creativa” para facilitar un acuerdo contrarreloj con Reino Unido sobre la relación que mantendrán tras el Brexit, pero siempre que no perjudique la estabilidad el mercado único, por lo que a poco más de un mes de que se consume el divorcio asegura “no poder decir si habrá acuerdo o no”.

En una comparecencia ante el pleno del Parlamento europeo, Von der Leyen ha dicho que las negociaciones están en una fase decisiva durante la que por fin se han alcanzado “verdaderos avances” en algunos asuntos importantes, pero que sigue habiendo serias diferencias en las tres claves que determinarán que haya o no acuerdo: igualdad en las reglas de competencia, pesca y la gobernanza del propio acuerdo.

“Con tan poco tiempo por delante, haremos todo lo que esté en nuestra mano para alcanzar un acuerdo. Estamos dispuestos a ser creativos”, ha expresado Von der Leyen en su exposición, para a continuación aclarar que esta flexibilidad no pasará por “poner en cuestión la integridad del mercado único”.

La jefa del Ejecutivo comunitario ha enumerado algunas de las áreas en las que existe acercamiento a pesar de diferencias “manejables”, tales como la cooperación judicial y en seguridad, la coordinación de los sistemas de seguridad social, bienes y servicios y transportes.

Pero ha avisado de que será clave contar con “mecanismos robustos” que aseguren que en la relación futura la competencia “será y se mantendrá siempre libre y justa”, que también se mantendrán a largo plazo los altos estándares medioambientales o sociales y que hay instrumentos para actuar en caso de que una de las partes se “desvíe” de lo acordado.

“La confianza es buena pero la ley es mejor”, ha remachado Von der Leyen, quien ha dicho que la “experiencia reciente” demuestra que es crucial contar con un sistema de gobernanza sólido para asegurar que “lo que se ha acordado es lo que se hace”.

De este modo, la presidenta del Ejecutivo comunitario se ha referido sin mencionarlo al daño en las negociaciones que supuso la pérdida de confianza por parte de los europeos en el Gobierno de Boris Johnson, después de que éste adoptara cambios legislativos en su país para evitar aplicar parte del Tratado de Retirada.

Von der Leyen ha terminado su intervención reiterando que los próximos días serán decisivos para lograr un acuerdo a tiempo para que pueda entra en vigor cuando se produzca la ruptura definitiva el próximo 1 de enero, lo que implica que el acuerdo que se lograra sea traducido a todas las lenguas oficiales de la UE y ratificado por el Parlamento europeo.

“Una cosa está clara, pase lo que pase deberá haber, y la habrá, una clara diferencia entre ser un miembro pleno de la Unión y ser solo un socio valioso”, ha concluido la alemana, tras asegurar que el bloque está preparado para cualquier escenario, incluido el de una separación abrupta por falta de acuerdo.