CR7 pone fin a nueve años de gloria en el Real Madrid

Madrid, 10 jul (dpa) – El portugués Cristiano Ronaldo puso hoy punto final a nueve años de gloria en el Real Madrid, en los que conquistó cuatro Ligas de Campeones y cuatro Balones de Oro, para jugar a partir de la próxima temporada en la Juventus de Turín.

“El Real Madrid comunica que, atendiendo a la voluntad y petición expresadas por el jugador Cristiano Ronaldo, ha acordado su traspaso a la Juventus”, señaló el club español en un comunicado.

En una carta emitida por la web del club español, Cristiano Ronaldo dio sus razones para marcharse: “He reflexionado mucho y sé que ha llegado el momento de un nuevo ciclo”.

Y, consciente de que puede abrir heridas, añadió: “Creo que ha llegado el momento de abrir una nueva etapa en mi vida y por eso he pedido al club que acepte traspasarme. Lo siento así y pido a todos, y muy especialmente a nuestros seguidores, que por favor me comprendan”.

La entidad presidida por Florentino Pérez también quiso transmitir agradecimiento y cordialidad en la despedida de un futbolista para la historia.

“Hoy el Real Madrid quiere expresar su agradecimiento a un jugador que ha demostrado ser el mejor del mundo y que ha marcado una de las épocas más brillantes de la historia de nuestro club y del fútbol mundial”, destacó el club.

El primero en despedirse públicamente de él fue Sergio Ramos, capitán del equipo, quien reseñó: “Tus goles, tus números y todo lo que hemos ganado juntos hablan por sí solos”.

El cinco veces ganador del Balón de Oro pone así fin a su etapa en el equipo más laureado del mundo para emprender un nuevo reto en el campéon de la Serie A italiana, después de haber pasado también por la liga portuguesa y la Premier League inglesa.

La salida del delantero de 33 años era un secreto a voces desde hace días, pero el pase, que según medios de prensa se cerró por 105 millones de euros (123 millones de dólares), no se hizo oficial hasta hoy.

Cristiano fichó por el Real Madrid en 2009 y en ese momento fue el traspaso más caro de todos los tiempos (96 millones de euros). El club blanco atendió ahora a una petición personal del jugador y entendió que a su edad ya había amortizado sobradamente su fichaje.

Durante sus nueve años en Madrid se convirtió en una figura histórica del club, con el que ganó cuatro Champions League, además de dos Ligas españolas y dos Copas del Rey. También inscribió su nombre en la parte más alta de la lista de goleadores históricos del Real Madrid, por encima de leyendas como Alfredo di Stéfano, Raúl o Ferenc Puskas.

Su rivalidad con el argentino Lionel Messi, astro de la otra gran potencia futbolística española, el Barcelona, hizo correr ríos de tinta y marcó la última década en el fútbol, en la que uno y otro se repartieron cinco Balones de Oro cada uno.

Al igual que Messi, Cristiano vivió también momentos amargos en España, no solo por las derrotas, que también las hubo, sino por sus problemas con el fisco, que le llevaron a acordar un pago millonario y admitir el fraude.

Cristiano inició su carrera profesional en el Sporting de Lisboa, donde debutó con 17 años, pero pronto emigró a Manchester para jugar en el United a las órdenes de Alex Ferguson. En Inglaterra estuvo de 2003 a 2009 y conquistó tres campeonatos nacionales y una Liga de Campeones.

Su llegada al Real Madrid generó una ola de entusiasmo, hasta el punto de que el estadio Santiago Bernabéu se llenó de público solo para ver su presentación con la camiseta blanca.

Junto a Florentino Pérez, en aquel acto estuvo también Di Stéfano, un mito de la institución con el que Cristiano podrá probablemente mirarse en el futuro de igual a igual.

No obstante, el portugués abandona la casa blanca como lo hizo el propio Di Stéfano o como lo hicieron más recientemente otras leyendas del club, como Raúl González o Iker Casillas. Ninguno de ellos consiguió retirarse en un club cuya dinámica de máxima exigencia acaba triturando a sus ídolos.

En el Real Madrid, Cristiano dejó de ser un fino extremo para convertirse en un voraz goleador. En 2015 superó el récord de máximo artillero en la historia del club que hasta entonces tenía Raúl González con 323 tantos y en los años siguientes lo llevó hasta 451 en 438 partidos, una cifra que parece inalcazable para cualquiera.

El 26 de mayo, justo después de conquistar su cuarta Champions el equipo madrileño y la tercera consecutiva, Cristiano dejó entrever que había sido su último partido con la camiseta blanca. “Fue bonito jugar en el Real Madrid”, dijo.

El luso permaneció en silencio sobre este asunto durante el Mundial de Rusia, pero cuando su selección cayó en octavos de final, el asunto se reactivó hasta quedar hoy definitivamente cerrado.

Cristiano ya es historia en el Real Madrid y ahora comienza una nueva etapa en la Juventus, donde en un nuevo desafío intentará demostrar que a una edad en la que muchos se retiran todavía está en condiciones de seguir ganando títulos. Individuales y colectivos.

Por Alberto Bravo (dpa)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies