Transición digital y la sostenibilidad para Asturias

El Gobierno del Principado de Asturias ha iniciado la elaboración de la nueva Estrategia de Especialización Inteligente S3 (por sus siglas en inglés Smart Specialization Strategy), centrada en la transición digital y en la sostenibilidad. La Consejería de Ciencia, Innovación y Universidad liderará el diseño de las líneas que definirán el camino hacia el nuevo modelo económico con el que Asturias pretende competir en Europa.

Paralelamente, se realizará un llamamiento al ecosistema científico y a las empresas intensivas en innovación para la selección de proyectos tractores que aceleren el tránsito hacia una nueva economía.

La estrategia S3 toma el relevo de la RIS3, actualmente en evaluación, e introduce cambios en su diseño y en el esquema que establece la prioridad de sus sectores, con el fin de adaptarse al escenario poscoronavirus y favorecer la resilencia de la economía regional. Estará en vigor de 2021 a 2027 y aspira a convertirse en un eje central de la reconstrucción de Asturias.

Para lograr estos propósitos, la consejería apostará por líneas en las que el Principado pueda diferenciarse y tenga cadenas de valor completas o casi completas. En el mismo sentido, se persigue la identificación de proyectos tractores que, de la mano de la ciencia y la innovación, generen riqueza y empleo. Una de las condiciones imprescindibles será que garanticen su prolongación en el tiempo, más allá del plazo financiero de los fondos europeos de los que se podrían beneficiar.

Entre las áreas consideradas con mayor proyección de futuro destacan la digitalización, el sector primario y la economía circular, así como sus combinaciones e intersecciones. Se busca con ello que cualquier sector pueda alinearse e integrarse. No obstante, será el proceso participativo y los diferentes agentes los que proporcionen y ayuden a recopilar los datos necesarios para priorizar los sectores de futuro.

El departamento que dirige Borja Sánchez se pondrá en contacto en los próximos días con instituciones públicas y privadas del sistema científico e innovador, el tejido productivo y los agentes y colectivos sociales y culturales para que presenten propuestas que contribuyan al desarrollo regional y sean susceptibles de competir por los fondos europeos.

“La S3 es una estrategia que debe acompañar al plan de recuperación y resiliencia de Asturias y su diseño ha de ser colaborativo, para que todos los agentes económicos y sociales contribuyan a marcar las prioridades y nadie se sienta excluido, tal y como se hizo hace unos meses para definir las dos grandes misiones científicas”, ha explicado el consejero.