Presentación en Asturias del nuevo modelo de atención residencial

Foto: Armando Álvarez

La Consejería asturiana de Derechos Sociales y Bienestar presentará el miércoles el primer borrador sobre el nuevo modelo de atención residencial centrado en la persona ante la mesa Mares. Este grupo de trabajo se creó en junio de 2020 para diseñar un nuevo tipo de asistencia más próximo y humanizado, y en él están presentes todos los agentes del sector: el organismo autónomo Establecimientos Residenciales para Ancianos de Asturias (ERA), las asociaciones de familiares, la Federación de Asociaciones de Mayores (Fampa) y las organizaciones patronales.

Este documento recoge un plan de acción para la transformación progresiva del modelo de atención de cuidados de larga duración y que tiene como principales objetivos flexibilizar las opciones de atención a las personas mayores, fomentar el papel esencial de la comunidad mediante el compromiso y la responsabilidad compartida e impulsar los cuidados en el hogar. Se busca avanzar hacia centros que primen las unidades de convivencia y modelos más hogareños donde se garantice la privacidad de quienes viven en ellos.

La consejera de Derechos Sociales y Bienestar, Melania Álvarez, ha informado que “todos los agentes implicados en la elaboración de este nuevo modelo podrán presentar sus aportaciones, que serán analizadas y tenidas en cuenta. Debemos dar respuesta a un reto social y somos conscientes de que el trabajo en conjunto nos permite una visión más global y ajustada a las necesidades de la sociedad”. Álvarez ha destacado que “trabajamos para consolidar a nuestra región como el mejor lugar para envejecer”.

La consejería presentó esta misma semana un estudio que forma parte de este nuevo modelo de atención, en el que se constata que la mayoría de los asturianos quieren envejecer en sus domicilios. Concretamente, el 75,3% de las personas de 55 a 75 años prefiere hacerlo en sus hogares antes que trasladarse a una residencia. El mismo informe revela que el 12,2% de los consultados elegiría vivir en un centro sociosanitario.