PIMEM a favor de eliminar el apartado sobre el crecimiento del 15% en instalaciones hoteleras

La Federación de la Pequeña y Mediana Empresa de Mallorca (PIMEM) solicita al Govern la eliminación del apartado del nuevo decreto ley, que establece un posible crecimiento del 15% en las instalaciones hoteleras. Tras atender a las demandas que diversos grupos protectores del medio ambiente han realizado en las últimas horas sobre sus objeciones a la aprobación de dicho documento y en concreto con el mencionado apartado, PIMEM cree oportuno retirarlo y continuar adelante con la aprobación la normativa que será un plan de recuperación económico y laboral.

Desde PIMEM se quiere dejar claro que este nuevo decreto pretende ser una herramienta “muy útil, de gran impacto y con el que estamos a favor”. Principalmente porque se pretende “simplificar los trámites administrativos de manera urgente y extraordinaria; dotando de mayor flexibilidad a las empresas”.

“La agilización de la administración y la eliminación del exceso de burocracia son demandas históricas de nuestra patronal y estamos contentos de que esto se lleve a cabo. Pero también entendemos que el punto sobre el incremento del 15% del espacio hotelero puede eliminarse” afirma el presidente de PIMEM, Jordi Mora.

Precisamente, la Associació de Petits Hotels de PIMEM, a través de su presidente, Juan Manuel Ordinas, quiere mostrarse a favor de la derogación de ese apartado. “El incremento del espacio hotelero en un 15% no afecta a los pequeños hoteleros. Nosotros ya ocupamos el 100% de nuestro solar disponible. Esto es una norma creada para las grandes cadenas”.

Ahora bien, desde Petits Hotels si que ven necesario y solicitan definir qué entiende el Govern por “hoteles obsoletos”. En el nuevo decreto ley se establece que aquellos hoteles obsoletos o amortizados podrán reconvertirse en Viviendas de Protección Oficial (VPO).

“Nos parece una gran idea velar por el medio ambiente y reconvertir los establecimientos en desuso. Pero qué se entiende como hotel obsoleto o amortizado según el Ejecutivo. Nos preocupa la posible definición porque creemos que se puede utilizar esta palabra como herramienta para enmascarar la erradicación de los pequeños hoteles de dos y tres estrellas que no cumplen con la imagen idílica establecida” explica Ordinas.

Implicaciones positivas del real decreto

Es imprescindible entender que esta medida supone un cambio en el modelo económico y administrativo de nuestras islas. Este documento favorecerá a que el sistema se agilice y se fomente la declaración responsable para desaturar nuestros organismos públicos. “Este modelo de documentación será una herramienta útil para el tejido empresarial y beneficiará a la futura recuperación de nuestra comunidad” asegura Mora.

A partir de la aprobación de este decreto se favorecerá principalmente y de manera inmediata a sectores económicos como la construcción, la eficiencia energética de edificios y las energías renovables. Sectores muy reivindicativos en los últimos años por las largas esperas que se producían para obtener una licencia. Antes de este documento se producía una espera de hasta 18 meses para obtener una licencia. Con dicha agilización estos plazos se reducirán considerablemente.

Este nuevo proyecto también impulsará la construcción de parques de energías renovables favoreciendo así a la conversión de nuestra comunidad en una de “mayor eficiencia energética y responsabilidad con el medio ambiente”.