Oviedo mejora la iluminación de sus calles

El Ayuntamiento de Oviedo, a través de la concejalía de Infraestructuras que dirige Nacho Cuesta, ha puesto en marcha un plan para mejorar la iluminación en varios barrios y calles de la ciudad, procediendo al encendido completo de todas las luminarias de las farolas de cinco brazos, que llevaban más de ocho años sin encenderse en su totalidad.

El servicio de alumbrado ha comenzado este mes un plan de mejora de la iluminación en varios barrios en los que están instaladas estas columnas, y que hasta ahora permanecían encendidas a medias, sin estar por tanto a pleno rendimiento.

Durante estos días se está procediendo a la puesta en funcionamiento de todas la luminarias en el entorno de la plaza de Castilla, como las calles Padre Vinjoy, González Besada, Cardenal Cienfuegos, Muñoz Degraín, así como en la calle Arzobispo Guisasola.

Los técnicos del servicio de alumbrado han informado de que al llevar tantos años apagados, los faroles requieren mejoras técnicas, con cambio de equipos y ajustes de las fases, por lo que pueden dar lugar a algunos fallos técnicos que se subsanarán a la mayor velocidad posible.

Esta actuación se enmarca dentro de un plan global para la mejora paulatina y progresiva de la iluminación de los barrios y calles de Oviedo, tanto en la zona urbana como en la rural.