Métodos contrastados para invertir tus ahorros

Para ganar un poco de dinero adicional, cada vez es más común invertir los ahorros. La lista de métodos es bien larga, por lo que elegir la mejor inversión es complicado. Otra dificultad es que algunas pueden acarrear pérdidas en vez de beneficios, o estos acaban siendo demasiado bajos. Entonces, ¿qué métodos contrastados hay para invertir los ahorros?

Invierte en casa

Es decir, en España. Puedes invertir tus ahorros en tu país y lo más probable es que acabes recibiendo beneficios. El método más frecuente es mediante depósitos. Los beneficios están asegurados y no tienes que preocuparte por perder absolutamente nada.

Otra forma es comprar bonos. Este método funciona de forma similar a los depósitos, con la excepción de que proporcionan mayores beneficios.

Además de estas dos soluciones que garantizan ganancias, también puedes considerar la opción de invertir en fondos. Por desgracia, esto ya entraña cierto riesgo. Por lo tanto, si eres una persona cautelosa e incluso te parece que los préstamos rápidos son una pérdida de dinero, pasa de este método.

Además, se puede invertir en obras de arte, automóviles viejos, energías renovables e incluso autógrafos. Otra opción interesante son los condohoteles. En este caso, inviertes en el arrendamiento de apartamentos y habitaciones de hotel.

Como ves, hay mil maneras de invertir el dinero que hayas ahorrado durante años. Sin duda alguna, las más seguras son los depósitos y los bonos.

Horizontes más amplios

No es ningún secreto que cada vez más compatriotas buscan métodos para invertir sus ahorros en el extranjero. ¿Por qué? La respuesta es sencilla: más posibilidades y beneficios potenciales. Sin embargo, hay que elegir bien el tipo de inversión. Primero hay que recopilar toda la información necesaria. Si eres un principiante en esto de las inversiones, recomendamos que hagas caso de los expertos en el mercado. Según ellos, para invertir en el extranjero hay que empezar por los productos que ofrezcan una diversificación de la inversión, es decir, por fondos de inversión. Antes de empezar, debes pensar bien cuál va a ser la variable de la inversión. La regla general es que cuanto menor sea, menor es el riesgo, pero también son menores los beneficios. Después, cuando elijas la opción en la que quieres invertir, tienes que guiarte por la situación económica global. Por ejemplo, durante la pandemia de coronavirus, el sector de comercio electrónico es rentable, pero es algo temporal.

Invertir en productos es una cuestión algo más complicada. Sin embargo, es un método rentable si posees los conocimientos adecuados.

Como pasaba con las inversiones nacionales, invertir tus ahorros en depósitos y bonos es lo más seguro a la hora de invertir a nivel internacional. La diferencia más notable en este caso es que tienes mucha más elección. Si te limitas al mercado español, tendrás menos donde elegir que si operas a escala mundial. Los plazos de los bonos también varían. En España duran entre 2 y 5 años, mientras que en algunos países del extranjero pueden durar hasta 30 años. Lógicamente esto aumenta el riesgo de variabilidad, pero también la posibilidad de obtener beneficios cuantiosos.

Como ves, las mejores formas de invertir tanto en España como en el extranjero son los depósitos y los bonos. Si operas con cautela, seguro que conseguirás un buen dinero extra.