Connect with us

Economía

Medidas y contramedidas: la batalla comercial impulsada por Trump

Publicado

el

Washington/Bruselas, 31 may (dpa) – Estados Unidos impondrá a partir del viernes aranceles a las importaciones de algunos de sus principales socios comerciales, como la Unión Europea (UE), México o Canadá: del 25 por ciento en el caso del acero y del 10 por ciento en el aluminio.

El anuncio lo hizo hoy el secretario de Comercio, Wilbur Ross, y poco después la Casa Blanca envió la proclamación correspondiente del presidente, Donald Trump. El Gobierno estadounidense se mostró algo reservado sobre el anuncio, lo que podría ser una señal de que aún hay espacio para la negociación.

La UE y México anunciaron a continuación que responderán a la decisión con medidas recíprocas.

¿Por qué impone Estados Unidos los aranceles?

El principal objetivo de Trump es reducir el enorme déficit comercial de Estados Unidos y que se fabriquen más productos en el país. Además acusa a los europeos de establecer barreras comerciales, entre otras cosas, mediante la protección de datos, muy importante para gigantes de Internet como Google o Facebook. El argumento oficial es que las elevadas cuotas de importación de acero y aluminio ponen en peligro la seguridad nacional de Estados Unidos, que muchos expertos consideran un pretexto.

¿Es la última palabra de los estadounidenses?

No parece ser el caso. El secretario de Comercio evitó hoy responder a la pregunta de qué quiere en concreto Washington de sus contrapartes. Ross afirmó que eso se debe discutir en la mesa de negociaciones y no en una rueda de prensa, y aclaró que hay otros temas que aún deben debatirse.

La UE exigía que Washington hiciera permanentes las exenciones a los aranceles para las empresas europeas y se negaba a negociar hasta entonces facilidades para las firmas estadounidenses en territorio comunitario.

Sin embargo, Washington sólo quería prolongar esas exenciones cuando hubiera concesiones concretas por parte de la UE. “No quisimos aceptar esa condición”, señaló Ross. Y a continuación añadió: “Que se tomen represalias no significa que no se pueda negociar”.

¿Se pueden descartar nuevos aranceles a vehículos de la UE?

Trump amenazó recientemente con introducir además nuevas tasas de hasta el 25 por ciento a automóviles europeos. También Ross señaló hoy que los vehículos contienen acero y aluminio. Hubo rumores de que Trump quería sacar por completo del mercado estadounidense los vehículos de la alemana Daimler, pero no hay prueba de ello.

¿Cómo reaccionará la Unión Europea?

Con tasas adicionales del 25 por ciento a productos como el whisky, la crema de cacahuete, las motos, los jeans o el tabaco. También a productos que contengan acero, como barcos. “Estados Unidos no dejó otra opción”, afirmó el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker. Las tasas europeas afectarían a un monto similar al que supondrán los aranceles anunciados por Estados Unidos, unos 1.600 millones de dólares.

Esas medidas de represalia podrán aplicarse como pronto el 20 de junio, ya que la UE las presentó el 18 de mayo ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) y debe esperar un plazo de 30 días desde entonces. Antes de la introducción de esos aranceles, debería haber de nuevo consultas.

¿Cómo eligió la UE esos productos?

Aunque nadie lo confirme, se trata de ejercer presión política. Muchos de los artículos de la lista afectarán a importantes aliados de Trump en el Congreso. El fabricante de motocicletas Harley-Davidson, por ejemplo, tiene su sede en el estado de Wisconsin, de donde procede el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan. El whisky bourbon se produce sobre todo en Tennessee y Kentucky, este último lugar de origen del influyente republicano Mitch McConnell, líder de la mayoría en el Senado.

¿Qué medidas anunció México?

El Ministerio de Economía mexicano informó que aplicará medidas a productos como aceros planos, lámparas, piernas y paletas de puerco, embutidos y preparaciones alimenticias, manzanas, uvas, arándanos y diversos quesos, entre otros, “hasta por un monto equiparable al nivel de la afectación” y mientras los aranceles de Washington estén en vigor.

México y Canadá están renegociando ahora mismo con Estados Unidos el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Nafta o TLCAN, en español) bajo presión de Trump.

¿Habrá otras reacciones, además de las contramedidas?

La UE quiere garantizar que los aranceles estadounidenses no tengan como consecuencia una avalancha de acero barato procedente de China en sus mercados. En caso de que se produzca un aumento de las importaciones quieren proponer algunos mecanismos de protección. Y en la OMC habrá consultas lo antes posible.

¿Se hará realidad la guerra comercial?

Los países de la UE podrían intentar todavía hacer que Trump ceda. Podría haber una oportunidad durante la cumbre del G7 de la próxima semana en Canadá. Pero las posibilidades de éxito son más bien escasas, pues a Trump no le gustaría que su imagen pública se viera golpeada.

Por Michael Donhauser y Ansgar Haase (dpa)

Advertisement

LO MÁS VISTO !!