Los empresarios metalúrgicos alemanes piden abolir el impuesto solidario

Berlín, 15 jun (dpa) – La completa abolición del llamado impuesto a la solidaridad en Alemania es algo “urgentemente necesario desde el punto de vista moral y legal”, señaló Oliver Zander, gerente de la federación de empresas metalúrgicas germanas, a la agencia dpa.

El “impuesto a la solidaridad” fue introducido en 1991, poco después de la reunificación alemana. Este gravamen fue implementado para fomentar la recuperación económica de los territorios de la extinta República Democrática Alemana tras la caída del régimen comunista.

“Si la gran coalición ya no tiene fuerzas ni para cumplir con la promesa de abolir por completo el impuesto a la solidaridad, algo que se viene repitiendo desde hace casi tres décadas, esto sería faltar a la palabra y al mismo tiempo una muestra de incapacidad. El Tribunal Federal Constitucional pondrá fin a esta injusticia”, subrayó Zander.

Los líderes de la Unión Cristiano Demócrata (CDU) de la canciller alemana, Angela Merkel, así como la Unión Cristiano Social (CSU) y el Partido Socialdemócrata (SPD) decidieron ayer tras un largo debate abolir el impuesto a la solidaridad para el 90 por ciento de los contribuyentes, tal como lo estipula el acuerdo de coalición del gobierno germano.

Esta medida será implementada en 2021. El Estado prescindirá así de unos 10.000 millones de euros (11.237 millones de dólares) anuales, suma que en la actualidad corresponde al 50 por ciento de los ingresos percibidos mediante el impuesto a la solidaridad.

Los conservadores habían reclamado en el último tiempo que el gravamen fuese anulado por completo.

 

Comparte la noticia !!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies