Las solicitudes de créditos rápidos online siguen creciendo en 2020

Ya de por sí en 2019 se batieron todos los récords en lo referente a las soluciones financieras. Durante el transcurso del año pasado fueron ingentes las cantidades de préstamos pedidos por parte de asturianos, una tendencia que también se produjo en el resto del territorio español. 

Previsiblemente a lo largo de 2020 volverán a ser cuantiosos los ciudadanos que opten por solicitar un crédito rápido. Tras haber transcurrido solamente el mes de enero, el gráfico continúa aumentando poco a poco, por lo que todo apunta a que el sector nuevamente experimentará un gran auge a nivel nacional. 

Una buena solución para urgencias monetarias 

¿Recuerdas el año 2007? Probablemente sí, puesto que fue entonces cuando se inició una de las peores crisis que se recuerdan. La burbuja inmobiliaria estalló al mismo tiempo en que el paro empezó a aumentar paulatinamente, alcanzando límites insospechados. Por desgracia, a día de hoy las consecuencias siguen pagándolas los ciudadanos de a pie. 

Una clara muestra de ello son las adversidades de carácter monetario que surgen de vez en cuando, por ejemplo al tener dificultades para llegar a final de mes. Existen varias maneras de hacer frente a este tipo de problemas, aunque la favorita entre los asturianos y el resto de españoles consiste en pedir dinero rápido para urgencias económicas. 

Supón que necesitas el coche para realizar desplazamientos con una cierta frecuencia: ir al trabajo, acudir al centro comercial para realizar las adquisiciones habituales, etcétera. De repente, el automóvil deja de funcionar por determinadas razones, desde unas bugías que no operan con normalidad hasta un embrague que ha dicho basta tras multitud de años siendo utilizado diariamente. 

En cualquier caso, se trata de una urgencia económica: sin disponer del dinero no es viable proceder a la reparación, ya que las facturas de los talleres acostumbran a ser de considerable cuantía. ¿Cómo conseguir una inyección de liquidez en un tiempo récord? Recurriendo a los préstamos rápidos online. Estos préstamos surgieron para dar un servicio a las personas que necesitan financiación urgente y ofrecen dinero al instante a través de su página web sin necesidad de realizar papeleos. 

De hecho, las solicitudes están creciendo en estos últimos meses debido no solo a la precaria situación monetaria de muchas familias, sino también a la imposibilidad de predecir cuándo tendrá lugar un problema como el recientemente sacado a colación. 

Las urgencias económicas de carácter puntual desafortunadamente son más que habituales en nuestro país. A la ejemplificada en anteriores líneas se suman muchas otras, las cuales no hay mejor manera de ser financiadas que a través de dichas soluciones. 

Pero, ¿qué motivos llevan a los consumidores a decantarse por este tipo de créditos? A continuación describiremos algunas de las características positivas que han llevado a los préstamos en línea a ser la principal elección de muchos usuarios. 

Factores positivos a tener en cuenta 

En primer lugar no puede ser evitado abordar el detalle que más valoran los consumidores de hoy en día, especialmente los que se han criado en plena era digital: la inmediatez y rapidez.  Estos son los principales factores de los créditos rápidos, ya que ofrecen dinero en 10 minutos simplemente rellenando un formulario a través de cualquier dispositivo electrónico y ofrecen respuesta inmediata. Además, si la solicitud es aprobada, el dinero es enviado al instante al cliente. 

Gracias a la evolución tecnológica, ya no se requieren varios días para la obtención de la inyección de liquidez. En algunos casos bastan tan solo quince minutos para que se produzca la transferencia del dinero. Esto es gracias a los sistemas informáticos que son capaces de gestionar la solicitud sin papeleos ni envío de documentación por medio del acceso a la cuenta bancaria del cliente para comprobar los datos introducidos en el formulario de solicitud online. 

Al hacerse todo a distancia la celeridad es máxima de principio a fin, aunque ello no solo se traduce en una impagable rapidez. Por si fuera poco, los internautas también disfrutan de no tener que desplazarse. Además, es posible realizar la solicitud desde cualquier dispositivo, bien sea una tablet, ordenador o teléfono móvil. Con una conexión a Internet y un navegador es suficiente. 

Antiguamente era imprescindible hacer acto de presencia en la oficina del prestamista o de la entidad bancaria para que se procediese a la consulta de la oportuna documentación y posterior aceptación de la misma. A día de hoy basta con enviar un e-mail junto a los documentos debidamente escaneados o dar acceso a la entidad financiera a la cuenta bancaria online para que pueda comprobar que los datos son correctos. 

Hablando de este aspecto, no puede pasarse por alto la ausencia de papeleo por parte de muchas entidades crediticias. Cada vez hay más prestamistas que, con el objetivo de agilizar trámites y atraer a una mayor cifra de clientes potenciales, evitan obligarles a proporcionar desde avales hasta nóminas y otras garantías de devolución. 

Ello es visto con muy buenos ojos por parte de los asturianos, quienes adicionalmente tampoco tienen la obligación de indicarle al prestamista en cuestión a qué fin destinarán el dinero que reciban. ¿Reparación de automóvil? ¿Vacaciones en familia? No importa: sea cual sea el objetivo, el dinero procede a ser prestado sin impedimentos. Además, no es necesario justiciar el destino del dinero prestado, ya que estas empresas no preguntan por ello. 

Tanto es así que, en pleno 2020, la tasa de aceptación es más elevada que nunca. En la mayoría de compañías de créditos rápidos online supera el noventa por ciento. Por ende, la práctica totalidad de solicitudes terminan siendo aprobadas, proporcionando una inmediata sensación de alivio y tranquilidad al saber que la urgencia económica al fin podrá ser solucionada. 

A falta de saber cómo evolucionan en los próximos meses, todo parece indicar que el actual año será muy prolífero para este sector financiero y para el caso particular de los créditos rápidos. Otro claro indicativo de ello se resume en la constante aparición de nuevos prestamistas que operan a través de Internet.

Fuente y más información: teleprestamos.es.