Las claves para elegir una buena fibra óptica

Las claves para elegir una buena fibra óptica no se circunscriben sólo a una mera cuestión de cuantía de tarifas. Es importante fijarse también en otros factores esenciales que conforman el nivel de calidad del servicio en su globalidad.

Es decir; hay que comprobar la estabilidad y la velocidad de las conexiones a la Red; la seguridad en las comunicaciones y en el tráfico de datos; la atención al cliente y su capacidad de respuesta para proporcionar soluciones ágiles y eficaces a las necesidades de cada usuario.

Fibra óptica con variedad de opciones

En relación con esto último, es recomendable comprobar la variedad de opciones que el servicio ofrece como punto de partida, para poder adaptarse a cada circunstancia individual.

Un operador con pocas alternativas ofrecerá, en principio, un servicio más rígido y menos moldeable que otro que, ya de entrada, ofrezca a los clientes potenciales múltiples posibilidades de contratación.

Si, además, este operador que es más flexible ofrece otros servicios en paralelo, integrados en diversos paquetes, tales como fibra óptica para Internet más telefonía móvil, con líneas móviles adicionales, con descuentos, televisión, instalación gratuita de esta fibra óptica en la casa, sin periodo obligatorio de permanencia mínima y con el compromiso formal de mantener las mismas tarifas para toda la vida, se puede decir que su oferta es difícilmente mejorable en el sector.

Fibra óptica y confinamiento en casa

Los hechos lo están demostrando. Allá donde hay una mejor cobertura de fibra óptica, el confinamiento contra la pandemia del COVID-19 está siendo más llevadero, pues la población encerrada en casa no se siente aislada. Sigue sociabilizada e interactuando con su entorno personal, laboral y familiar, sin necesidad de una presencia física en cada uno de dichos círculos sociales.

Una fibra óptica potente en las casas está permitiendo a quienes las habitan un uso de multitud de canales de comunicación interpersonal. Las videoconferencias entre amigos y familiares se han multiplicado. Incluso se celebran “ciber-quedadas” para tomar un aperitivo o un café virtualmente juntos, mientras charlan.

Un mundo interconectado

En el plano profesional, el teletrabajo se ha impuesto como fórmula esencial de actividad. Skype, Zoom y Hangouts se han convertido en España en las herramientas principales para mantener “ciber-reuniones”.

En trabajo colaborativo, Teams, de Microsoft, ha crecido sustancialmente en un tiempo récord. Hoy tiene cuarenta y cuatro millones de usuarios diarios en todo el mundo, y doce millones se han incorporado como nuevos en tan sólo una semana durante el periodo de confinamiento.

Otro “gigante”, Slack, ha captado siete mil nuevos clientes desde el día 1 de febrero hasta el día 18 de marzo de 2020 por el coronavirus. Tiene doce millones de usuarios diarios y, muy previsiblemente, superará al final de este ejercicio su promedio de crecimiento, que en los últimos tiempos ha ascendido al treinta y siete por ciento anual.

Las comunicaciones por WhatsApp se han multiplicado por setecientos. Hasta tal punto es así, que esta aplicación de comunicaciones instantáneas ha tenido que limitar el número de reenvíos de ciertos mensajes a más de un contacto de una sola vez y ha visto cómo las videoconferencias se han multiplicado de manera exponencial.

Nada de esto habría sido posible sin una buena infraestructura en fibra óptica, banda ancha con gran velocidad de conexión a Internet y los últimos avances tecnológicos en las telecomunicaciones a través de la Red.

La fibra óptica en España

España es el décimo país más rápido del mundo en navegación por Internet; es el estado miembro de la Unión Europea con mayor despliegue de banda ancha hasta los hogares; septuplica a Italia en este aspecto y duplica su velocidad de navegación por el ciberespacio.

El crecimiento de la fibra óptica en España está siendo espectacular. Nuestro país ha sido el segundo de Europa que más nuevos usuarios ha incorporado a la fibra óptica entre septiembre de 2018 y septiembre de 2019 (1,65 millones) y el tercero con más hogares que han desplegado esta tecnología en dicho periodo (1,5 millones), según un informe encargado por el Consejo Europeo de FTTH (siglas en inglés de Fibre To The Home, o Fibra para el Hogar, compuesto por más de ciento cincuenta empresas).

A decir de todos los expertos, la mayor conectividad que permite la fibra óptica en las casas y en los edificios jugará un papel estratégico fundamental en la recuperación de las naciones, después de sufrir el desastre económico ocasionado por la pandemia. Y será imprescindible para realizar una transición hacia una economía verde y sostenible de la Unión Europea.