Laporta 2.0: Nueva etapa

Joan Laporta
FOTO: DANI AZNAR/FCB / Europa Press

(EP) – Joan Laporta i Estruch, socio número 13.352 del FC Barcelona, vivirá una segunda etapa como presidente del club blaugrana, tras sus dos mandatos entre 2003 y 2010, al lograr imponer su carisma y experiencia previa, esa nostalgia de la que hablaban sus rivales Víctor Font y Toni Freixa, a las otras dos vías y, ahora, deberá intentar eludir la actual crisis en la entidad y disipar las dudas que dejaron las sombras de su primer periodo.

Abogado, político y, sobre todo, culé. Joan Laporta es ya el primer y único dirigente en la historia del club que, en democracia, ha sido elegido en dos periodos de tiempo distintos, no seguidos. Con su ‘Estimem el Barça’ y su ‘lo volveremos a hacer’ ha logrado contagiar su entusiasmo, confianza e ilusión al socio.

Tras perder los comicios de 2015 ante el recientemente dimitido Josep Maria Bartomeu, empezó fuerte esta batalla electoral con 10.257 firmas presentadas, 8.000 más que las necesarias, y ha consumado el papel de favorito que le daban las encuestas tras un final de campaña largo y movido, con hasta tres debates entre los tres candidatos.

Es el expresidente, de nuevo presidente, llamado a devolver al club al triunfo. Nació en Barcelona y tiene 58 años. En su primera etapa confió en Pep Guardiola y dio pie al considerado como mejor Barça de la historia. Ganó la batalla judicial por presuntas pérdidas en su mandato, pero sin duda este tuvo luces, como el ‘sextete’, y sombras.

En esta campaña, estuvo comedido. Pero fue de menos a más. En una entrevista a Europa Press, aseguró que la ya famosa lona de 1.000 metros cuadrados que situó más de un mes junto al Santiago Bernabéu, con su cara y el lema ‘Ganas de volver a veros’, era “muy Laporta”. De momento, ni ‘al loro’ ni ‘que no estamos tan mal’, pero ha dejado varias perlas laportistas en los debates que han hecho las delicias de sus seguidores más acérrimos.

A Laporta le va el cuerpo a cuerpo, y contra Font y contra Freixa estuvo a su nivel. Y, de cara al socio, apeló a su sentimiento, a ese querer el Barça que era el lema de su candidatura; ‘Estimem el Barça’. Su modelo futbolístico es el de recuperar el juego que maravilló a muchos hace ya, eso sí, más de una década. Recuperar el talento de la Masia, hacer que esta sea un centro de excelencia deportiva, y reflotar la economía serán sus retos inmediatos.

Los ‘bonos Laporta’ son uno de sus activos para recuperar la economía. Una vía de ingresos a devolver de aquí a años. En cuanto al ‘Espai Barça’, quiere estudiar el acuerdo de financiación con el fondo Goldman Sachs. Y, para reducir la masa salarial, no piensa en nada más que en apoyar a la cantera para tener, además, otra vez un equipo ‘made in la Masia’ que juegue con el modelo de su amigo Johan Cruyff. Eso sí, no ha dado nombres de su organigrama deportivo.

Habrá que ver cómo se desarrolla su segunda etapa como presidente. Algunos, sus detractores, le tiran en cara que patrimonialmente no gestionó bien el club, le recuerdan sus turbios negocios en Uzbekistán. Pero, de momento, gana el recuerdo en positivo de su anterior mandato. Y el factor Leo Messi, pues sin duda será lo primero que haga; llamar al ’10’ para convencerle de seguir. ¿Qué frase le soltará? Quizá algún día salga a la luz. Vuelve el ‘presi’ de muchos, ahora para liderar a un Baça al que quiere y al que debe salvar.