La MLS busca romper la hegemonía de México en “Concachampions”

Ciudad de México, 2 abr (dpa) – El Toronto FC y el New York Red Bulls buscarán arrebatar a México el dominio absoluto Liga de Campeones de Concacaf, cuando se midan a partir de mañana a América y Chivas, respectivamente, en las semifinales del torneo.

La primer serie se iniciará en Canadá, donde el Toronto, campeón de la MLS –Liga estadounidense, por sus siglas en inglés–, recibirá en la ida al América, que viene de vencer a Cruz Azul en el derby disputado por el torneo local.

“Nosotros vamos con todo”, expresó el técnico americanista, Miguel “Piojo” Herrera. “Necesitábamos ganar (en Liga) para poder ir de lleno a ‘Concachampions’. Tendremos un buen equipo enfrente, tenemos que ir con todo”, agregó.

Los canadienses, que juegan la MLS al no haber torneo oficial en su propio país, iniciaron con dos derrotas y una victoria en la actual temporada, pero Jozy Altidore cree que el triunfo en la previa ante Salt Lake les dará la confianza necesaria.

“Estamos en buen nivel, aunque creo que podemos jugar mejor, es bueno hacer los goles y darnos confianza de cara al martes, pero todavía podemos ser mejores”, explicó. Toronto eliminó en la fase anterior a Tigres, el campeón liguero en México.

“Cuando jugamos de manera agresiva, grandes cosas pueden pasar. Queremos dar el primer paso en nuestra cancha (ante América), la confianza está muy bien”, coincidió el defensa Ashtone Morgan.

En la otra serie semifinal, Chivas hará primero de local ante los de Nueva York. Los dirigidos por el argentino Matías Almeyda suman cuatro partidos sin perder y pelean en ambos frentes: Liga y Concachampions.

Chivas tuvo que remontar en cuartos un difícil 1-0 en contra ante el Seattle Sounders como local y lo hizo de la mejor manera: con una goleada por 3-0 que lo dejó con la confianza por las nubes.

“La mentalidad que tenemos es la de avanzar”, manifestó el mediocampista de Chivas Isaac Brizuela. “Te acostumbras a jugar doble jornada cada semana, somos profesionales. La ilusión de ganar este título internacional no nos la puede quitar nadie”, agregó.

New York Red Bulls cayó el fin de semana ante el Orlando City, pero confía en repetir la eliminatoria de cuartos, cuando le ganó ambos partidos a un rival mexicano –Xolos– a pesar de no ser el favorito.

“Tuvimos cosas buenas y malas ante Orlando, pero el énfasis lo puse en el partido del miércoles, remarqué que esto no se define en un partido, sino en dos”, señaló el técnico del Red Bull, Jesse Marsch.

“Con Chivas será un gran reto, nosotros le tenemos mucho respeto al rival y al gran trabajo que ha realizado Almeyda en los últimos años, son un muy buen equipo, será increíble el duelo”, completó Marsch.

Los equipos de la MLS no tienen un campeón desde el año 2000, cuando Los Angeles Galaxy se coronó ante el Olimpia hondureño. El DC United (1998) es el único otro equipo de Estados Unidos que también triunfó en esta competición.

Desde entonces, apenas dos clubes de la MLS han alcanzado la final: Real Salt Lake en 2011, cuando perdió ante Rayados de Monterrey, y el canadiense Montreal Impact, que cayó ante el América en 2015.

Los antecedentes contrastan con la hegemonía mexicana: desde 2006, todos los campeones han sido de dicho país. Nueve de las últimas 12 finales disputadas desde entonces han sido enfrentamientos entre equipos mexicanos.

Además, este año la combinación en el sorteo abrió la posibilidad de que América y Chivas, los dos equipos más ganadores y populares de México, puedan disputar un clásico nacional en la final de un torneo internacional, un hecho que sería inédito.

Quien resulte ganador del torneo organizado por la Concacaf tendrá acceso directo al Mundial de Clubes que se realizará en diciembre próximo en los Emiratos Árabes, donde se encontrará con los campeones de las confederaciones restantes.

Por Manuel González Vargas (dpa)