Institutos rebajan pronóstico de crecimiento de Alemania para 2021

Puerto de Hamburgo
Atardecer en el puerto de Hamburgo, Alemania. Foto: Axel Heimken/dpa

Dos de los principales institutos de investigación económica de Alemania, el Instituto de Economía Alemana (IW) y el Ifo, corrigieron hoy a la baja sus pronósticos de crecimiento para la mayor economía de Europa en 2021.

El Instituto de Economía Alemana (IW), cercano a la patronal, calculó que el producto interior bruto (PIB) aumentará un tres por ciento en el año en curso.

Hace medio año, el IW preveía un crecimiento de más del cuatro por ciento. Según previsiones a las que tuvo acceso dpa, Alemania no alcanzará el nivel anterior a la crisis hasta principios de 2022, según la previsión.

El Instituto Ifo, por su parte, espera un crecimiento económico de solo el 3,7 por ciento, frente al 4,2 por ciento que pronosticaba en diciembre.

“La crisis por la pandemia de coronavirus se está prolongando y posponiendo el fuerte repunte esperado”, dijo el jefe de investigación económica del Ifo, Timo Wollmershäuser.

El año pasado, la producción económica de la mayor economía europea cayó un 4,9 por ciento. Los expertos económicos observan una creciente división en la economía alemana. La industria, que se beneficia de la demanda de China y Estados Unidos en particular, está apuntalando la economía. El sector de los servicios, en cambio, está en gran medida paralizado.

Según el IW, el esperado repunte en el segundo semestre depende del éxito de la campaña de vacunación. “Tenemos que vacunar rápidamente para adelantarnos a las posibles resistencias causadas por mutaciones”, dijo el director del IW, Michael Hüther. “Un tercer confinamiento prolongado supondría un costoso revés para empresarios y comerciantes”.

Según las previsiones del Ifo, el número de parados debería bajar ligeramente este año, de 2,70 a 2,65 millones. La tasa de paro bajaría así del 5,9 al 5,8 por ciento. Asimismo estimó que los precios al consumidor subirán un 2,4 por ciento.

Los economistas del Ifo subrayaron que sus previsiones dependerán fundamentalmente de la evolución de la crisis.

“Si las ventas en los sectores de servicios directamente afectados por la crisis derivada del coronavirus se mantuvieran en el bajo nivel del primer trimestre durante otros tres meses, el aumento de la producción económica este año sería 0,3 puntos inferior y solo ascendería al 3,4 por ciento”, explicó Wollmershäuser.