Información al oído: ¿Cómo se produce un podcast?

Un podcast propio solo tiene sentido cuando hay una buena historia para contar.

Medios de comunicación Podcasts
Foto: Mascha Brichta/dpa

(dpa) – El podcast vive hoy un auge en todo el mundo. El creador de radios alemán Rob Szymoniak lo notó hace tres años y fundó en Berlín su propia agencia de podcasts. Ahora, el experto asesora a otros acerca de cómo aprovechar esta tendencia.

Szymoniak asegura que actualmente no existe casi ningún otro formato que capture la atención de los oyentes durante 30 minutos o más. Para el especialista en audio digital, existen tres grandes razones que explican el boom de los podcasts.

El experto apunta que uno de ellos es el efecto “bola de nieve”: muchas personas descubrieron el formato y es relativamente fácil empezar a generar producciones propias. Según indica, con solo invertir en un micrófono y desarrollar un buen concepto ya se puede comenzar.

En segundo lugar, añade, la pandemia de coronavirus ha generado de repente tanto una mayor demanda como también una multiplicidad de ofertas de podcasts. Finalmente, observa que las principales responsables del éxito son las plataformas que crearon el acceso a los podcasts.

Apple introdujo el formato en 2005 en iTunes, una plataforma que ya es historia. Hoy, la que lidera el mercado de audio es Spotify, pero también están Podimo y FYEO, entre otras.

¿De dónde vienen los podcasts? ¿Los puede grabar uno mismo? Sí, confirma Szymoniak, aclarando que un podcast propio solo tiene sentido cuando hay una buena historia para contar.

El especialista explica que los podcasts son un “docutainment”, es decir una mezcla de entretenimiento e información, que en verdad hace mucho tiempo que ya existe. Szymoniak alerta por eso que un podcast sin un contenido relevante para un determinado grupo o nicho de mercado no tiene sentido.

La experta en podcast Kia Hampel, de Hamburgo, también explica el boom que viven los podcasts en el hecho de que hoy se dispone de un mejor equipamiento técnico.

“Hace un par de años no se podían transmitir varios cientos de megabytes por streaming”, sostiene, señalando además que el público se ha ido acostumbrando a consumir medios de comunicación a demanda.

“Con los podcasts, uno puede informarse sobre el tema que quiera en el momento que quiera”, destaca.

“El podcast está ahí, mientras hacemos las tareas cotidianas. Eso que hace que el oyente se sienta muy conectado con los presentadores”, agrega.

Hampel apunta que esa “intimidad del audio” es, en principio, exitosa en todos los grupos etarios. En general, dice, la audiencia de los podcasts no es tan joven como se piensa. La experta explica que, al igual que la radio, el podcast es un medio con el que se puede tener “compañía” con solo pulsar un botón y sin necesitar demasiada mucha interacción.

¿Cómo comenzar con un podcast propio? “La primera pregunta que se debe hacer desde un principio es: ¿a quién se quiere llegar realmente?”, recomienda Daniel Sprügel, que maneja una agencia de podcasts en Berlín.

Sprügel explica que solo se puede lograr que el podcast sea escuchado si ofrece un contenido relevante para el grupo en particular al que está destinado.

El material debe además poder hallarse en las plataformas donde se se escuchan habitualmente podcasts. “Se debe estar allí donde está la audiencia”, ese el lema, subraya el experto.

“Apple Podcasts, Spotify, Google Podcasts, Youtube, Deezer y Amazon Music son sin duda los lugares más importantes”, enumera Sprügel. Sin embargo, el contenido propio también debe ser comunicado fuera de las plataformas para poder conseguir el mayor alcance.

Sprügel aconseja empezar prestando atención a una excelente calidad de sonido, que se puede conseguir con grabador digital y un buen micrófono de estudio, por ejemplo.

Los más avanzados y los profesionales utilizan además consolas mezcladoras de audio de varios canales que se han desarrollado especialmente para creadores de podcasts y que ofrecen, por ejemplo, una conectividad total con un teléfono inteligente.

El dueño de la agencia recomienda en tanto que los oradores sin mayor experiencia simplemente confíen y se lancen a grabar, ya que mucho puede ser mejorado luego en la edición. El experto aclara, sin embargo, que el coraje por sí solo no alcanza: “Sin estrategia no hay éxito”.

Los interesados en crear podcasts deberían tener en claro que es poco probable alcanzar el éxito si no se dispone del tiempo suficiente, de amor por el detalle y de paciencia.

Rob Szymoniak coincide: “El podcast se parece más a un maratón que a un sprint”, ese es su credo. “No tiene ningún sentido publicar rápidamente un par de episodios”.

Por Frederic Vosseberg (dpa)