Incendio en un edificio de Riaño

FOTO SEPA

Tres personas han resultado afectadas leves por inhalación de humo en el incendio registrado en una vivienda situada en la segunda planta, de un inmueble de cinco alturas, ubicado en la calle Manzana de Cobranes, número 21, en Riaño, Langreo.

Según los datos facilitados por el Servicio de Atención Médica Urgente (SAMU) los tres afectados, dos varones de 55 y 23 años y una mujer de 52, fueron atendidos en el lugar del incidente por el equipo médico de la UVI-móvil de Langreo que posteriormente los trasladó, por precaución, al Hospital Valle del Nalón. A expensas de más pruebas y hasta nueva valoración médica presentaban pronóstico leve por inhalación de humo.

El incendio calcinó una habitación del piso y el resto de la vivienda resultó afectada por el calor y el humo. La policía local procedió a desalojar a los inquilinos del inmueble, unas 40 personas de una veintena de viviendas.

El Centro de Coordinación de Emergencias del 112 Asturias recibió varias llamadas alertando del incendio, la primera a las 07.23 horas. En ellas indicaban que se había incendiado una habitación y salía mucho humo. Se trataba de una vivienda situada en el segundo piso de un inmueble de cinco alturas.

La Sala 112 del SEPA movilizó a afectivos de Bomberos del SEPA (Servicio de Emergencias del Principado de Asturias) con base en los parques de San Martín del Rey Aurelio, La Morgal, Mieres y Proaza y al jefe de zona centro. Además, se comunicó lo sucedido a la Policía Local y Nacional y al SAMU que envió el equipo médico de la UVI-móvil de Langreo.

A las 08.00 el jefe de zona solicita que se anule la intervención de los bomberos de Mieres y Proaza ya que el incendio está controlado.

Tras extinguir el fuego, ventilar y desescombrar los bomberos revisaron el resto de viviendas del inmueble antes de permitir a los inquilinos regresar a sus casas.

Al lugar acudió también el arquitecto municipal para valorar los daños estructurales tanto en el piso afectado como en el inmediatamente superior e inferior y si sus inquilinos podían regresar a estas viviendas. Según comunicaron posteriormente, excepto el piso incendiado, el inferior y el superior son habitables por lo que sus inquilinos, como ya habían hecho el resto de vecinos del inmueble, pueden también regresar a sus casas.

En el lugar estuvieron trabajando en las labores de extinción, junto al jefe de zona, siete efectivos que desplazaron al incidente dos autoescaleras, dos autobombas urbanas, una autobomba nodriza, un furgón multisocorro y un vehículo de mando.